Home / Videojuegos  / PC Gaming  / Assassin’s Creed Origins ¿llegó el momento de volver a la saga? [Reseña]

Assassin’s Creed Origins ¿llegó el momento de volver a la saga? [Reseña]

Un viejo conocido:

Mi primera aproximación con la saga Assassin’s Creed fue exactamente hace 10 años, cuando Ubisoft nos entregó en noviembre de 2007, la tan anhelada primera entrega “next-gen” de uno de los títulos definitivos de la pasada séptima generación de consolas. Ubisoft la hizo bien en la E3 2006 al dejarnos boquiabiertos y esperando con ansias uno de los juegos más representativos de la pasada generación, porque alrededor de la saga Assassins’s Creed se tejió la misma definición de lo que serían los juegos de mundo abierto de las queridas Xbox 360 y PlayStation 3. Después de muchas entregas, hasta ser Greatest Hits para ambos competidores, llegó su punto máximo, en el que sería para mí el titulo mejor logrado, más divertido y audaz de la saga, el Assassin’s Creed IV: Black Flag.

A este título le di literal palo en mi Xbox 360, me tenía atrapado todo; su argumento, la libertad de su mundo abierto, las épicas batallas navales, su apartado gráfico nunca antes visto, en especial en mar abierto; me reiteré cómo fanático de la saga y así, con el transcurrir de los años y haber seguido de cerca su historia, no pude hacer más que pedirle más a Ubisoft, no otro Black Flag, pero si algo que le hiciera justicia. Ese titulo nunca llegó, en cambio llegaron las decepciones y el infame Assassin’s Creed: Unity.

Assassin's Creed Origins

¿Qué pasó Ubi? Antes eras chévere…

Lo que me había hecho estallar miles de veces la mente, la atención al detalle, las preguntas filosóficas, las cuestiones con y sin respuesta que planteaba, los secretos, las Pieces Of Eden, pero sobre todo lo divertido e inigualable del Parkour, se volvió soso, aburrido, sin sentido y finalmente sin habérmelo pasado, ni siquiera haber llegado a un 20% de su historia lo “descambié” donde nuestro fiel amigo-dealer Gafas de Sanandresito Cali.

Le juré a @alejoserrano que no volvería a caer en las garras de otro Assassin’s Creed, y él muy sabiamente me dijo que era una buena saga, solo que había que darle un buen espacio entre uno y otro, me recomendó ampliamente el AC Rogue, y aunque me negué sabía que algún día volvería a un juego de esta saga, y ese juego es Assassin’s Creed Origins. A continuación las 4 razones que encontré para volver a dejarme atrapar por AC.

1. Una época de esplendor único.

Assassin's Creed Origins

En Assassin’s Creed Origins puedes explorar el mundo durante horas y siempre encontrarás algo distinto.

Tengo que reconocer que el haber enviado la saga al antiguo Egipto me cautivó de manera (no inmediata) pero certera. El antiguo Egipto es una de mis épocas históricas favoritas y envuelve uno de esos sueños que de niño tuve, explorar esa misteriosa tierra de la que hasta maqueta hice en el colegio.

Y es la exploración uno de los mejores y más fuertes puntos de este titulo. No solamente es muy absorbente por su belleza y colorido cada uno de los lugares donde se desarrolla la historia, sino que está lleno de detalles que invitan a conocerlo, cavernas, pasajes subacuáticos, tumbas, templos, lugares de cacería, barcos para saquear, cientos y cientos de lugares que, cómo en mis juegos favoritos los RPG, hacen que ir del punto A al punto B, no sea tarea de unos cuantos minutos “a vuelo de pájaro”, sino un viaje entero de descubrimiento y ¡¡¡LOOT!!!. Los dejo con mi segunda razón para jugar Assassin’s Creed: Origins.

2. RPG mi genero favorito

¡Ah, La belleza de los RPG! Lo confieso, soy un Lobo Solitario cuando se trata de jugar, a pesar de que me considero bueno para los FPS Multiplayer, mi mayor razón para jugar siempre son y serán los RPG, por eso juego y re-juego títulos cómo Skyrim, Witcher 3, Fallout 4, y siempre trato de ir por el RPG en vez de títulos como Call Of Duty (12 horas de historia y explosiones máximo) de turno.

La complejidad del combate de los juegos RPG ha sido para mi desde que me inicié oficialmente en el género uno de los puntos que más me ha gustado. El poder combinar las diferentes formas de ataque y defensa hasta llegar a un punto ideal siempre balanceado es mi primordial búsqueda logrando combinar con éxito, magia, arcos, espadas, o armas de fuego dado el caso.

Debido al tipo de universo en el que nos movemos en Assassin’s Creed Origins carecemos de magia u otras características, pero la diversidad de armas: arcos, lanzas, mazos, espadas, entre otros; cada uno con diferente carácter, hace que de subir de nivel y especializar el personaje sea una labor de observación y análisis diferente para cada jugador; habrá quienes prefieran ataques fuertes, pesados y lentos; o ataques rápidos pero livianos; sigilo o ataques a distancia.

Assassin's Creed Origins

No es necesario que subas todo el árbol de habilidades y tampoco las armas, solo las que se adapten a tu estilo de juego.

En el juego hay árbol de habilidades que se irán desbloqueando cada que se sube de nivel, aunque no es tan complejo o rico cómo el que venía acostumbrado a desarrollar en Skyrim o Fallout 4, no es fácil escoger entre las diferentes habilidades, debido a que mi estilo es balanceado, aun así esta labor se disfruta analizando cómo hago para caminar por el lado gris de la fuerza, no ser ni el más sigiloso y liviano, ni tampoco el más pesado guerrero. Les recomiendo leer muy bien la descripción de cada habilidad, para así con el estilo propio saber si se va a aprovechar o a desperdiciar esa ventaja que nos ha dado subir de nivel.

Para subir de nivel en el juego hay que tener en cuenta tres etapas: primero, la experiencia; esta se obtiene completando objetivos, asesinando blancos, realizando cacerías, descubriendo nuevas locaciones, realizando misiones secundarias y principales, entre otras formas, de esta manera se obtiene XP y cuando se alcanza cierta cantidad (dependiendo del nivel) se desbloquean habilidades, y nuestro personaje se hace más resistente. Segundo y muy importante, subir de nivel las armas, conforme avanza el juego obtenemos de todo tipo y estas debemos usarlas según nuestro estilo de juego, pesado lento, rápido liviano, armas largas y otros tipos de combinaciones, cada arma y escudo tiene a su vez dos aspectos a tener en cuenta, la calidad del arma y su propio nivel; la calidad estará dada cuando la obtengamos y el nivel lo podremos ir desarrollando después de desbloquear al herrero y a cambio de unas monedas aumentaremos el daño de la misma.  Tercero, pero no menos importante, tendremos que desarrollar nuestra armadura y para esto haremos énfasis en la cacería y obtención de recursos, cómo madera y cuero.

Teniendo en cuenta el amplio desarrollo de los elementos RPG, podemos anotarle a Ubisoft un gran punto a favor para el desarrollo de esta saga, además que el sistema de batalla ha sido completamente rediseñado, más libre y desafiante pero sin quitarle mérito al que nos ofrecía con anterioridad la saga.

A continuación mi razón numero 3 para volver a Assassin’s Creed.

3. Senu:

Assassin's Creed Origins

¡Creemos que Senu se merece su propio juego!

Senu es nuestra compañera águila de reconocimiento, y su belleza no solamente radica en la nobleza del animal sino en su utilidad y que tenemos completo control sobre sus acciones, dándole a Bayek ojos en el cielo y posibilidades de afrontar cada situación ajustando nuestra manera de juego.  Si bien recuerdo con mucho cariño a D-Dog de Metal Gear Solid V y era por mucho mi compañero de batallas, el hecho de habernos dado control sobre Senu hace que este nuevo compañero (perdón D-Dog) mi animal favorito de videojuegos.

Otra virtud que tiene Senu, aunque ya no corresponde a la jugabilidad, es que hace que sobrevolar sobre el encantador mundo de Assassin’s Creed Origins sea un placer, en los momentos que la controlo a nuestra simpática compañera, me doy cuenta de que tan grande y detallado es el mundo del juego; no me he ido muy lejos con Senu de Bayek, pero estoy dispuesto a averiguar qué tan lejos se puede ir y jugar Assassin’s Creed: Senu.

Assassin's Creed Origins.

Una época histórica diferente, cuando las pirámides de Gizeh no se encontraban llenas de vendedores.

La Historia:

Mea Culpa. Una de mis debilidades es y será querer obtener todas las respuestas, por eso siempre que cualquier contenido lleva la palabra “Origins” existe en mi esa curiosidad infinita por revelar todos los misterios que desencadenaron lo que está por venir.

Y Assassin’s Creed Origins no es la excepción y aunque llevo muchas horas de juego en la historia en realidad se sienten como muy pocas debido a que cómo buen gamer de RPG, adoro “irme por las ramas” y dejar la historia para lo ultimo.  Los pequeños brochazos que me he podido dar cuenta hacen que quiera ir por más y obtener todas las respuestas a uno de los más grandes misterios conspiratorios, el origen y motivación de la orden de los asesinos.

Quiero seguirme adentrando en esta maravillosa pieza de entretenimiento y dejarles una invitación a todos a jugarlo, y si dejó la saga por cualquier motivo, cómo los que yo expuse, darle una oportunidad, si le gustan los RPG, dele la oportunidad, si nunca ha jugado Assassin’s Creed (aunque lo dudo), con más razón juéguelo, este es el inicio de todo.

Calificación: 8.5 / 10

¡Muchas gracias por leer!

@carlos_anturio

<p>Papá, ingeniero, Geek, una de las pruebas vivientes de que el código Konami no funciona, criado por lobos y a punta de pandebono, apóstol de La Fuerza y muy gordo para ser hipster. El Retro-Gamer en Geeks Magazine.</p>

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT