Home / Videojuegos  / PC Gaming  / Star Wars: Battlefront II – La venganza de los Geeks

Star Wars: Battlefront II – La venganza de los Geeks

Imagino una escena más o menos así:

Ejecutivo 1: ¡Bueno, estamos por lanzar este juego! ¿Pero cómo hacemos para sacarle más dinero a los jugadores?

Ejecutivo 2: ¡Saquemos muchos más DLC’s de lo normal, que el juego sea 20% en la primera compra y el 80% restante lo dividimos en contenido pagable!

Ejecutivo 1: ¡Buena idea! Pero no, ya que estamos en la “era de la innovación” (las comillas las hace en el aire con un gesto irónico), necesitamos algo nuevo para que además de los DLC’s usen la tarjeta de crédito de sus papás con más frecuencia.

Ejecutivo 3 (quien había estado en silencio): ¿Y si usamos el sistema de microtransacciones de los juegos para móviles y les cobramos otro dinero adicional por mejoras en el juego?

Ejecutivo 1: Ajám, continúa…

Ejecutivo 3: Y además de cobrarles por armas especiales, les cobramos por usar a Dark Veider (sic) y a Mr. Spock (¿?) mucho antes que otros jugadores, así nos vamos a forrar de dinero.

Ejecutivos 1 y 2: ¡Bravo, genio, eso es!

*le suben el sueldo, todos celebran con whisky y puros de contrabando, llenan la sala de humo y se desvanecen lentamente*

Esto puede sonar como una exageración, pero todos sabemos que seguramente no está muy alejado de la realidad, más aún en pleno 2017 donde los recientes acontecimientos alrededor del lanzamiento del Star Wars: Battlefront II han logrado mandar por el piso al que pudo haber sido uno de los mejores juegos del año.

Esto, personalmente, me entristece mucho, primero por el amor que desde siempre he profesado por Star Wars y segundo, al ver en lo que se ha convertido la industria de los videojuegos. Es por esto que el título de este post me pareció perfecto para encabezar la nota y voy a contarles sobre mi experiencia.

Pensando en unirme al boicot (no al juego, sino al sistema de micro-transacciones), no pensaba jugarlo, pero llegó el código y la curiosidad pudo más en mí que el orgullo y decidí probarlo. 48 gigas y toda una noche después de descarga, lo primero que pude notar es la calidad en el detalle que pusieron sus desarrolladores. Una lástima, porque se ve hermoso y se nota en él todo el trabajo y dedicación que el personal de DICE puso en el juego.

Pero, había que jugarlo, así que llevado por la curiosidad decidí probar primero el multiplayer. No quería encontrarme con sorpresas de jugadores que a tan solo unas horas del lanzamiento del juego ya estaban en nivel “Commando” en el FPS, así que quise probar en el Battlefront II lo que para mí fue más fuerte y entretenido en el primero: los combates con naves en el espacio.

Y aquí llegó la primera sorpresa. Siendo las 10:00 de la mañana de un sábado, no había nadie en el multiplayer. Por más de 5 minutos esperé a que se conectaran otras personas para jugar en línea y no, el juego siempre estuvo esperando a que se conectaran otras 9 personas. Tengo entendido que el PvP permite 20 jugadores, divididos en 2 equipos, así que no puedo estar seguro de si había 11 jugadores esperando a otros 9 o si en un equipo de 10 yo era el único conectado. La prueba del multiplayer quedó aplazada.

De regreso al menú principal, la única opción era probar el modo historia del juego. Leí a muchas personas en diferentes redes sociales diciendo que de poder hacerlo, comprarían solo el modo historia, así que en este momento se sentía como un juego de hace unos 7-8 años en el que el motivo principal para comprarlo era su modo offline y el multiplayer era solo una adición de los desarrolladores para hacerlo más atractivo (tipo Killzone 2).

La historia, imagino yo, inicia justo donde debe terminar Inferno Squad, el libro precuela escrito por Christie Golden (una gran amiga de Geeks Magazine), y digo imagino porque aún no he tenido la oportunidad de leerlo (perdón Christie), con la captura de Iden Versio, comandante de unas fuerzas militares secretas y especiales, que habían sido creadas por el Emperador para sus operaciones Black-Ops. De una forma no muy inteligente, es dejada sin vigilancia por parte de los Rebeldes y así, usando su androide ID10 logra escapar de su captura, no sin dejar un extenso prontuario de Rebeldes asesinados en su camino.

Iden Versio - Star Wars Battlefront II

Iden Versio, la protagonista del modo historia en Star Wars Battlefront II junto a su útil androide ID10.

Esta historia, como solo puede suceder dentro del universo de Star Wars, es un camino de redención, de perdón y olvido, pero de una forma tan vertiginosa, que en un segundo eres una despiadada asesina paramilitar y al siguiente, eres la aliada más valiosa de la alianza Rebelde, llevándote incluso a ponerte en contra de tu propio padre.

El modo historia del juego, al estar ambientado justo al final de todo lo que sucedió en Episodio VI, es todo un deleite para el fan-service. Juegas con Leia, Luke y Han Solo. Te encuentras con Lando Calrissian, Chewbacca, el General Akbar y de paso, unen sus eventos con lo que sucedería a futuro en el Episodio VII con bastantes guiños a los escenarios de The Force Awakens.

Este, es un punto bastante débil en el juego, porque en su afán de incluir estos elementos y de moverte tus fibras como fan, las menciones y los guiños a las demás películas y las series que ahora forman parte del canon de Star Wars, se diluye un poco la historia principal, por lo que se siente forzada, metida a las malas dentro de la todo el revuelto que es ahora la saga y que no pase de emocionarte durante unos breves momentos porque viste que mencionan al planeta Lothal y pienses que quien lo dijo tendrá algo que ver con la historia de Ezra Bridger (de Star Wars Rebels), o que al derrotar un AT-AT en la batalla en Jakku pienses “ah, ahí es donde va a vivir Rey” y te sientas fantástico con lo que estás haciendo, porque ahí eres tú quien está ayudando a construir la historia de Star Wars que ya conoces, pero si bien uno o dos ‘guiños’ o menciones a todo lo demás está bien, tanta cantidad solo hace que estés pensando en lo demás y se pierda de vista lo que siempre ha hecho grande a Star Wars y es su capacidad de generar un universo completamente nuevo de la nada, perdiéndose la capacidad de asombro en cosas como “oh, un planeta de este tipo nunca lo había visto en Star Wars” y que caigamos en misiones fáciles, predecibles y que ya hemos visto en otras partes antes.

Es casi sorprendente que no haya una misión en la que debes destruir una gigantesca fortaleza espacial, accediendo a ella por un estrecho túnel en una nave X-Wing, aprovechándote de una debilidad en su diseño, para destruirla fácilmente con solo un disparo.  Al menos no he visto ningún Gungan que responda al nombre de Jar Jar Binks.

No sé si recuerden o hayan jugado Star Wars: Jedi Knight 2 – Jedi Outcast, (si no lo han hecho, está en STEAM), y no, no voy a entrar en discusiones tipo “todo tiempo pasado fue mejor”, pero este fue un juego que revolucionó el universo de Star Wars con detalles tan sencillos como el lanzamiento del lightsaber o el poder “drenar” la fuerza de tus enemigos para beneficio propio.  Eso y los combates con Lightsaber, que muy a pesar de que era un juego para PC, logró una gran fluidez en el uso de un arma como esta y que luego se viera perfeccionado en juegos como The Force Unleashed.  Battlefront II en cambio desaprovecha estas oportunidades y la primera vez que tienes el control de un personaje como Luke Skywalker solo usas La Fuerza para mover algunas piedras, causar un pequeño daño en los Stormtroopers más fáciles de derrotar de la historia y para completar, usar tu Lightsaber solo para enfrentarte a una sencilla horda de insectos.

Luke, Han Solo, Leia Organa (es irónico verla defender el planeta donde nació su madre y en el que por derecho debía ser la reina), son personajes bastante desaprovechados, Luke por que ya expliqué y Han Solo por razones que si lo juegan, ya se enterarán.  En cambio, Lando Calrissian piloteando un AT-ST, es algo bastante interesante, sin embargo, son los mismos planetas, los mismos sitios, los mismos personajes y allí se quedan, sin agregar nada más.

La debacle del Multijugador

Leí por ahí que Battlefront II, a pesar del anunciado boicot por parte de los jugadores, igual había sido un éxito en ventas, logrando más de 8 millones de copias vendidas desde que se inició su preventa hasta pasada una semana de haber sido lanzado.  No sé qué tan cierto sea esto, porque el primer día no pude encontrar jugadores para iniciar una partida, los días siguientes era complicado completarlos y solo hasta ayer fue relativamente rápido y agradable el proceso de iniciar un juego en el MP, aunque esta vez fue distinto.  Llegar nuevo a un juego Multiplayer, no importa si lo haces desde el día 1 de su lanzamiento, unos días luego o incluso semanas después, el resultado siempre es el mismo: vas a morir, muchas veces y siempre será el mismo tipejo con un nick impronunciable que ya lleva 500 horas de juego (incluso en el día 1) y tiene armas, tácticas y se conoce todos los rincones del mapa y te aparece siempre por todos lados, matándote en todas las formas posibles.  Ese jugador generalmente es el “MVP Player” en todas las partidas y dependiendo del juego, es quien obtiene más loot y mayor puntaje que lo ayude a subir de rango.

Darth Vader - Star Wars Battlefront II

El grinding para jugar con Darth Vader en Star Wars Battlefront II se calcula que es de unas 40 horas (nosotros no hemos podido aún).

Independiente de si es un jugador tóxico o no, cuando pasan esas cosas, los juegos te aburren, te sientes menos que los demás, renuncias a ellos preguntándote “si yo pagué lo mismo que este otro tipo por el juego, por qué no puedo mejorar en él al mismo ritmo”.  Esa es la razón por la que amo juegos como Overwatch en el además de la pluriculturalidad de sus personajes, si no eres bueno en él gracias a tu propia habilidad, cualquier objeto que obtengas en las cajas que te dan cuando subes de nivel o cuando pasas la Mastercard de tus papás, no te va a servir de nada.  Sí, tendrás una armadura más bonita, más llamativa, tal vez un arma dorada o tendrás mágicamente el skin de tu personaje main solo unas horas después de que inicie una temporada y serás la envidia de los demás.  Pero, si eres un nivel 200 y te ves fantástico con tu armadura y llega un jugador nivel 15 que sea más habilidoso que tú y se entienda mejor con su personaje, te va a matar, una, dos, tres veces y tú te vas a ofender y cambiarás de personaje o de táctica y podrás vengarte de lo que hizo y es ahí cuando la magia de Overwatch aparece.  Eres tú, tu personaje, tu capacidad para jugar en equipo y que tan bien manejes a tu personaje lo que hará que pierdas o ganes, no una microtransacción por $0.99 centavos de dólar (o mucho más).

Esto, potenciado por otras microtransacciones, fue contra lo que lucharon los jugadores en Battlefront II y aunque es una pelea que parece ganada -por ahora-, es solo una de muchas batallas que vienen por delante, porque lastimosamente, a uno de los juegos más esperados del año le tocó ser el “paciente cero” de una epidemia que ya ha llamado la atención de tribunales y cortes alrededor del mundo, siendo tema de debate en el estado de Hawaii en los Estados Unidos y en países como Bélgica, en el que este tipo de “pagos por mejoras” ya se ve como un tipo de apuestas y lo que es peor, enfocadas en un público imberbe y adolescente que es muy susceptible a gastar enormes sumas de dinero con tal de ser los mejores en el juego, teniendo las mejores armas o las mejores “Star Cards” para aumentar tu invisibilidad, tus escudos, tus tiempos de recarga, de cooling de las armas e incluso, pelear con el todopoderoso y prácticamente invencible Darth Vader contra un grupo de personas -entre las que se encuentra un hombre calvo de 39 años- que lo único que pueden hacer es huir de ti, esconderse o simplemente salirse de la partida e irse a jugar al Super Mario Odyssey o a farmear un rato en el Breath of the Wild mientras se preguntan “¿por qué pagué por este juego, sabiendo que iba a estar lleno de niños ratas mastercardianos?”.

Sin embargo, las horas en las que he pasado en el Multijugador del Battlefront II no han sido así y la verdad, se ha ido al otro extremo, haciéndome sentir que estoy jugando con una enorme cantidad de n00bs como yo, quienes han decidido darle una oportunidad al juego y que han llegado a él sin esperar nada, pasando un rato agradable piloteando X-Wings, A-Wings, Droid Ships y demás naves disponibles en el juego.

Siendo honestos, creo que incluso he disfrutado más el modo Multijugador que el de historia.

El debate apenas comienza

Es una lástima que un juego con la franquicia más conocida en el planeta sea justo el que haya encendido las alarmas y que teniendo todo para entrar a competir -aunque un poco tarde- en el grupo de nominados a Juego del Año, tenga que pasar por esto.  Lejos están ya los días del Jedi Knight 2 o la maravillosa Batalla de Hoth del Shadows of the Empire para la N64, juegos y escenas donde la simpleza y el respeto por la franquicia de Star Wars hacían que igual sintieras que estás allí, ayudando a construir el universo que está ubicado en una galaxia muy, muy lejana (tan lejana como las posibilidades de un Battlefront III).

Afortunadamente, esta batalla no influenciará en nada la taquilla de The Last Jedi, pero si se llevó el efecto contrario y no pudo aprovecharse del hype por el lanzamiento de Episodio VIII.

Lo malo del juego:

¿Quieren más cosas malas?  Si están en este párrafo es porque ya leyeron el resto del review.

Lo bueno:

DICE, esta compañía y todas las buenas personas que trabajan en ella.  En Battlefront II se nota el amor y la dedicación que pusieron en cada uno de los detalles.  Estar en un sitio es reconocerlo de inmediato, ver un personaje es sentir que de verdad está allí y a pesar de lo forzada que puede sentirse la historia en algunos momentos, los diálogos son absolutamente fieles a lo que debe ser algo relacionado con Star Wars.

La movilidad de las naves cambia según el tipo que estemos usando y es muy diferente pilotar una X-Wing a la Millenium Falcon.  La primera es ligera y grácil mientras la segunda es pesada, lenta, pero efectiva.  Tendría que sentir en el juego la diferencia entre estar en el espacio y entrar a una atmósfera para sentir la diferencia, pero podría jurar que es distinto cuando la X-Wing tiene desplegadas las alas a cuando las cierra para poder generar resistencia con el viento.

Las vistas desde el cockpit de la nave están representados fielmente a las películas e incluso errores en el diseño como el del rango de visibilidad que tienen los TIE Fighters se aprecia perfectamente.

La evolución de los personajes principales de la saga es notoria y coherente con lo que debió haber sucedido luego de la batalla de Endor y la destrucción de la segunda Death Star, llevándonos de la mano con lo que sucede en The Force Awakens, sin embargo, recalco en mi punto de que desaprovechan la capacidad de sorprender que tiene la franquicia.

Y finalmente, bueno para nosotros, pero malo para ellos, el boicot al juego y lo que posiblemente sea el principio del fin de los micropagos descarados en los videojuegos.

[actualización]: haciendo minería de datos en la versión de PC, se han encontrado un menú escondido que permitirá personalizar los personajes para ser usados en el modo Multijugador, lo que quiere decir que Star Wars: Battlefront II es aún un juego en desarrollo y con muchas posibilidades por delante.  Ya está en manos de Electronic Arts, la gente de DICE y la presión de Disney en hacerlo un juego excelente o terminar de hundirlo en la miseria.

Independiente a toda la polémica generada alrededor de las microtransacciones, Battlefront II no es un mal juego y más que pensar en no jugarlo nunca, vale la pena tenerlo “en observación”, tanto al juego en sí, como a las noticias que se generen alrededor de él.  Mientras tanto, en Geeks Magazine, seguiremos pendientes del tema para contarles nuestra opinión sobre el desarrollo y el desenlace de toda esta historia.

Fecha de Lanzamiento: Noviembre  17 del 2017
Estudio: EA DICE
Publisher: Electronic Arts
Disponible en: 
PS4 (usado para la reseña), Xbox One, PC.
Género: RPG, acción, aventuras.
Nota: 6 / 10

¡Gracias por leer!

@alejoserrano

 

PS: Esta es la declaración del político Chris Lee, miembro de la cámara de representante del estado de Hawaii, dando la voz de alerta ante las políticas de microtransacciones en dos juegos relacionados con la franquicia de Star Wars (video en ingles).

 

 

 

Review realizado con un código digital para la PlayStation 4 gracias a la agencia Red Button.

Also published on Medium.

<p>Hace 10 años un tribunal militar lo condenó a prisión por un crimen que no cometió, escapó del presidio y se instaló clandestinamente en Los Angeles. Hoy, aunque el gobierno lo busca, si alguien tiene un problema, necesita ayuda y puede localizarlo, tal vez pueda contratar a Alejo Serrano.</p> <p>Co-fundador y DGC de Geeks Magazine.</p> <p>En Twitter y en todos lados: @alejoserrano</p>

Review overview
2 COMMENTS

POST A COMMENT