Home / Series  / Netflix  / The Punisher el primo “malo” de la familia Marvel

The Punisher el primo “malo” de la familia Marvel

Todos tenemos un primo en la familia que nos hace quedar mal siempre, si estamos bebés él gatea primero, si estamos dando los primeros pasos él ya corre, le va mejor en el colegio, saca mejores notas, consigue novia más rápido y si las tenemos al tiempo las de él son más bonitas, le va mejor en el ICFES, entra a una mejor universidad y así, van pasando los años y ese primo en particular es mucho más exitoso, bien presentado y más querido por los demás.  En este caso, nosotros seríamos Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage e Iron Fist (sobre todo este), y el primo que hace quedar mal a todos los demás es The Punisher.

Pensé mucho en qué escribir sobre The Punisher, ya que prácticamente ya está todo dicho sobre ella: que es la mejor, la más violenta, la mejor producida, etc, etc, etc.  Todos los halagos están puestos sobre ella, pero hoy que vi la noticia de que Netflix ha decidido renovarla para una segunda temporada, lo primero que pasó por mi cabeza fue “¿y qué van a hacer ahora con la historia, si ya está concluida?” y divagando de aquí para allá mentalmente sobre esto, caí en cuenta que el principal valor de The Punisher, fue la capacidad de los escritores y el equipo de producción para hacer de ella una historia demasiado interesante y que funcionara completamente aparte del resto del mini universo televisivo de Marvel/Netflix.

En el resto de series, hay algo que de una u otra manera las une con el MCU, una que otra mención a “El Evento”, que es la batalla sobre NY de Avengers y hablan un par de veces sobre seres sobrenaturales que controlan el poder del rayo y “gigantes verdes que aplastan todo” (lo pongo entre comillas, pero creo que la cita no es textual).  También en sus posters oficiales se alcanza a ver la torre de Los Avengers y en un par de cuadros que hay en la oficina en el New York Bulletin que le pertenecía a Ben Urich (Vondie Curtis-Hall) y que luego pasó a ser de Karen Page (Deborah Ann Woll), pero hasta ahí, no hay una mayor conexión entre las series de televisión y las películas.

Gente normal, haciendo cosas normales como reunirse al lado del río Hudson, donde nadie los pueda escuchar, mientras planean destruir media ciudad en un recorrido de venganza y muerte.

Sin embargo, The Punisher va mucho más allá, alejándose por completo de todos estos elementos distractores y easter-eggs que finalmente no contribuyen a nada en su historia y que aterrizan al personaje de Frank Castle (Jon Bernthal) como lo que es, un ser humano común y corriente que busca vengar de la forma más violenta posible la muerte de su esposa y sus dos hijos.  Sí esto es un cliché, pero concuerda con su origen en los cómics, aunque dándole varios giros a la trama que son bastante interesantes -traición, decepción, perdón y engaño, pero al final, de redención-.

Pero volviendo a la idea principal de la falta de conexión de The Punisher con el resto de lo que haya sucedido en Avengers, es porque siempre he pensado cómo hacen las personas del planeta tierra para vivir tranquilos, si en menos de 10 años se han dado cuenta que no estamos solos en el universo y que hay razas superiores y mucho más violentas que nosotros (que ya es mucho decir) tratando de destruirnos, que el dios correcto dentro de todas las mitologías de la tierra era Thor, el dios nórdico, por lo que el resto quedan completamente desacreditados, que existe un ser verde capaz de destruir ciudades enteras si se lo propone, que existen métodos científicos para hacer crecer o reducir a nivel casi atómico a una persona viva o cualquier otro objeto (como un tanque de guerra, por ejemplo), que una Inteligencia Artificial es capaz de evolucionar en cuestión de horas para convertirse en una amenaza capaz de elevar una ciudad en el cielo para quererla estrellar contra la tierra y para no ir tan lejos, que existe una mujer con súper fuerza, un tipo que no le teme a nada, un hombre con un cuerpo indestructible y un niño rico capaz de enfocar toda su fuerza vital en sus puños y destruir lo que sea (incluso destruir su propia serie).  Todo esto, sin siquiera mencionar a villanos como Kingpin o Killgrave, todos ellos puestos a la luz en los noticieros y periódico que terminan siendo comunes entre todas ellas.

Sin embargo, The Punisher obvia todo esto y se enfoca en una serie sencilla, con personajes reales, sin ningún tipo de súper poder y es por esto que es la más interesante de todas.  A excepción de su obvia conexión con Daredevil a través de Karen Page y los cuadros con las portadas de “La Batalla Sobre NY” y “Terror en Harlem” que tiene en su oficina, esta serie no necesita nada más para recordarnos dónde está situada, pero construye su historia bajo una premisa muy simple: Frank Castle, haciéndose llamar ahora Pete Castiglione trata de llevar una vida tranquila y alejada de todos los problemas, pero la imagen de la muerte de su familia la tiene grabada en los párpados y cada vez que los cierra le recuerdan que no podrá vivir tranquilo hasta que haya vengado su muerte.

The Punisher

Esos dos cuadros son de las pocas cosas que conectan el universo de The Punisher con el de los Avengers.

La serie inicia con Frank dándole muerte al nivel más bajo de la pirámide a todos los que dieron muerte a su esposa e hijos -es de repetir la maravillosa escena de la muerte en la frontera con México- pero él sabe que le falta terminar de escalar y eliminar a los responsables con los cargos más altos.

Y así, bajo la premisa de mantenerse como una historia sencilla, va descubriendo y desenredando la madeja, eliminando uno a uno los responsables de su sufrimiento.  Incluso, al nivel más bajo de lo que podría considerarse un héroe, Frank cuenta con la ayuda de un Hacker llamado ‘David’ (Ebon Moss-Bachrach), cuyo único poder es ser brillante con los computadores y cuya historia es igual de sencilla que la de Frank, al ser un hombre que solamente quiere recuperar a su familia, lo que les da cierta camaradería entre ambos y en algún momento se convierte en el aliciente de ambos para continuar en la cruzada.

The Punisher

David Lieberman (Micro), es “The Guy in the Chair” para acompañar a The Punisher en su cruzada. Un tipo normal y corriente cuya única habilidad especial es con las computadoras.

Los antagonistas de la historia también son personas sencillas, comenzando desde la teniente Dinah Madani (Amber Rose Revah), pasando por Billy Russo (Ben Barnes), hasta llegar a Rawlins (Paul Schulze).  Todos ellos son personas que podrían existir perfectamente en nuestra realidad, motivados por los mismos sentimientos de venganza, lujuria y deseo de poder que cualquiera de nosotros.  Todos ellos tienen una historia y un pasado que los define como personas, aterrizados como seres humanos y podríamos cruzarnos con ellos en cualquier momento por la calle.

En The Punisher, las cosas se solucionan como debe ser, con bastante plomo y arriesgando las vidas, sin necesidad de ningún súper poder.

Si, intervienen agencias gubernamentales norteamericanas como la CIA, el ejército, la NSA y Homeland Security, pero todas ellas existen y dentro del papel por un lado de corrupción y de “escondan la porquería” y por el otro de querer limpiar su país y hacer bien las cosas, se nos hacen cercanas al mejor estilo de Hollywood.  En The Punisher no hay complots secretos de malvadas mega corporaciones a nivel mundial, ni intervienen sectas milenarias secretas o personajes inmortales como Madame Gao y mucho menos experimentos financiados por el gobierno para replicar el programa del “Super Soldado” o dragones que te tatúan el pecho cuando los derrotas en un combate a puños.

The Punisher no lo necesita, no se ayuda con estos elementos tan elaborados para construir su historia y más que sencilla, se mantiene como una historia humana de amor, traición y venganza.  Por eso, mientras esperamos el regreso de Jessica Jones, Luke Cage, Daredevil y no tanto al de Iron Fist, quedémonos con su primo, el que mejor sabe bailar, al que mejor le fue en el ICFES y al que sí, efectivamente tiene la mejor serie de todas.

Por ahora, alegrémonos enormemente de que Netflix haya anunciado que definitivamente se hará una segunda temporada de The Punisher:

Nombre: The Punisher
Género: Acción, Aventura, Crimen
Director: Varios (muchos)
Escritores: Varios (demasiados)
Protagonistas: Jon Bernthal, Amber Rose Revah, Ebon Moss-Bachrach, Deborah Ann Woll, Ben Barnes, Jaime Ray Newman, Paul Shulze, Michael Nahanson, Daniel Webber, Jason R. Moore.
Calificación: 9/10

 

¡Gracias por leer!

@alejoserrano

 

 

P.S: Sé que la he visto en otros papeles, pero solo hasta ahora llama mi atención Shohreh Aghdashloo (quien interpreta a la madre de Dinah Madani).  ¡Qué mujer tan hermosa y que voz tan absolutamente hipnótica y encantadora! Si mi vida fuese narrada por una mujer, solo quisiera que fuera ella quien lo hiciera.

Hace 10 años un tribunal militar lo condenó a prisión por un crimen que no cometió, escapó del presidio y se instaló clandestinamente en Los Angeles. Hoy, aunque el gobierno lo busca, si alguien tiene un problema, necesita ayuda y puede localizarlo, tal vez pueda contratar a Alejo Serrano. Co-fundador y DGC de Geeks Magazine. En Twitter y en todos lados: @alejoserrano

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT