Home / Cine  / Bright ¿Un fracaso exitoso o un exitoso fracaso? [Reseña]

Bright ¿Un fracaso exitoso o un exitoso fracaso? [Reseña]

Si nos detuviéramos a ver solo los aspectos técnicos de Bright, una de las principales producciones propias de Netflix del 2017, la conclusión de la gran mayoría es que es una mala película, nos quedaríamos ahí, nuestras vidas seguirían su curso normal y continuaríamos viendo otras de las miles de series y películas que hay en su catálogo.  Pero no, Bright no solo se queda ahí, porque a pesar de sus problemas y sus clichés, es una película que tiene un enorme valor histórico y mucho más ahora que vivimos en una época de cambios que así muchos no lo crean, son cambios que necesitamos.

La historia de Nick Jakoby, el Orco policía y uno de los dos personajes principales de la película, es la misma historia de Rosa Parks, aquella valiente mujer de raza negra que se rehusó a sentarse en la parte trasera de los buses reservadas para la gente “de su color”, o la de Alexander Lucius, el primer hombre negro que obtuvo un grado universitario en los Estados Unidos y, guardando las proporciones, es la historia del Doctor Martin Luther King Jr, quien luchó por los derechos civiles de todos los afroamericanos.  En resumidas cuentas, Jakoby iguala en su cruzada a todos aquellos hombres y mujeres que han luchado por defender sus derechos de género, raza, como minorías, por sus preferencias sexuales, su ideología, etc, etc, etc.  Jakoby somos todos aquellos que no estamos en una posición de “privilegio” por nuestras condiciones, pero la gran mayoría de la gente no lo ve así y simplemente se limita a decir “qué película tan mala”.

Generalmente usados para ir al baño antes de que realmente empiece la película, o para mirar el celular, para terminar de acomodar las crispetas y la gaseosa, entre muchas otras cosas, los créditos de apertura de Bright cuentan una historia extremadamente compleja a través del recurso del graffiti.  Ahí está toda la explicación del por qué vamos a presenciar una extraña fusión entre El Señor de los Anillos y Bad Boys

(no encontré los créditos del opening de Bright y el algo raro en esta época donde todo se encuentra en YouTube, pero bueno, es para que se acuerden o se hagan una idea).

Dirigida por David Ayer (el mismo director de Suicide Squad), Bright tampoco es que sea una película fácil de ver y es porque nos suelta demasiado rápido en un universo en el que suceden demasiadas cosas al mismo tiempo y es un poco difícil seguir su trama, sobre todo cuando se le da mucha importancia a escenas como la del loco y la espada, intentando telegrafiarnos eventos futuros que al final nos quedamos esperando y nunca suceden (demasiados primeros planos a una espada que no vuelve a aparecer en lo absoluto en la película).

Will Smith en Bright

“Miraré esta espada como si fuera lo más importante de toda la película y luego no saldrá más” Will Smith como el agente Daryl Ward en Bright.

Es curioso también como el orco principal de la película recibe un apellido de origen judío -Jakoby-, pero esto tampoco se menciona nunca en la película, entonces se construyen al principio demasiados elementos y luego no se les da trascendencia alguna.

Fairy Lives Don’t Matter (¿?)

Con frases como esta, se nota mucho el esfuerzo que hicieron los guionistas por darle un paralelo al universo de Bright con el nuestro, pero tal vez hay temas que no deben tratarse y es mejor dejar por fuera, aún así su intención sea la de generar polémica, pero que finalmente no construyen a la trama.  ¿Para qué matar de esa forma a la única hada que aparece en la película? Lo extraño es que esto no haya pasado a mayores y de verdad se hubiese formado una polémica mayor en contra de la película.

Bright falla, sí, en muchas cosas, como por ejemplo en el simple hecho que evolutivamente, los elfos están por encima nuestro al ser la raza más inteligente, fuerte y con los mejores recursos, pero los orcos están por debajo de los humanos, siendo muchísimo más fuertes que nosotros y al parecer, sin una diferencia demasiado marcada en el intelecto.

Detalles como esto, son los que han logrado que Bright sea blanco de las críticas, sumado a una historia colmada de clichés y cayendo en los mismos errores que cualquier otra película policial, con un muy elevado presupuesto (alrededor de los $90 millones de dólares), pero un nivel de CGI y de maquillaje que deja mucho que desear, sin embargo…

Bright fue uno de los mayores éxitos de Netflix en el 2017

A diferencia del cine tradicional, cuyo éxito se ve representado por las ventas de taquilla a nivel local -en los Estados Unidos- e internacional y luego con la venta de la película en formato digital, DVD, Bluray, Bluray 4K, etc, etc, etc y, en muchos casos, con la posterior venta de juguetes y franquicias de la película, para el algoritmo de Netflix, Bright fue uno de sus mayores éxitos del año pasado, ya que para ellos lo importante es la cantidad de veces que una película fue vista, por un número determinado de usuarios y que al final, consideran que este tipo de producciones le dan un valor agregado a su servicio, decidiéndose a pagar mes tras mes por él y no preferir otros portales de video en streaming como Amazon Video, Hulu, HBO Now o YouTube TV -servicios a los que no es tan fácil acceder desde Latinoamérica- o peor aún, que las personas continúen viendo este y otros contenidos desde la ilegalidad -en servicios que no nombraremos-.

Bright Review

Debo aceptar que me costó reconocer a Noomi Rapace en el papel de Leilah, pero su nombre le suma a la calidad de la producción.

Con 11 millones de personas en sus primeros 3 días, un equivalente en taquilla a $115.000.000 millones de dólares, Bright superó cualquier expectativa por parte de sus productores y desde ya, le aseguró una secuela que si bien está anunciada, aún no tiene una fecha estimada de estreno, lo que les da la oportunidad de corregir los errores que cometieron en la primera, errores que 11 millones de personas perdonaron, obviaron y decidieron olvidar para disfrutar de una producción sumamente arriesgada pero que logró traer al presente una historia que siempre nos tuvo acostumbrados a verla en el pasado.

Pero, además de todo eso, Bright es también la primera vez que una máquina de hacer dinero como Will Smith hace parte de una producción exclusiva de Netflix y gran parte de su éxito, seguramente se debe a esto.

Si es así, que Netflix siga haciendo fracasos que seguramente yo y otros 10.999.999 de personas los seguiremos viendo.

Nombre: Bright
Género: Acción, Crimen, Fantasía
Director:  David Ayer
Escritores: Max Landis
Protagonistas:  Will Smith, Joel Edgerton, Noomi Rapace (en serio, es ella), Edgar Ramírez, Lucy Fry, Veronica Ngo, Alex Meraz
Calificación : 7/10

¡Gracias por leer!

@alejoserrano

 

 

 


Also published on Medium.

Hace 10 años un tribunal militar lo condenó a prisión por un crimen que no cometió, escapó del presidio y se instaló clandestinamente en Los Angeles. Hoy, aunque el gobierno lo busca, si alguien tiene un problema, necesita ayuda y puede localizarlo, tal vez pueda contratar a Alejo Serrano. Co-fundador y DGC de Geeks Magazine. En Twitter y en todos lados: @alejoserrano

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT