Home / Videojuegos  / Playstation 4  / Shadow Of The Colossus: a la sombra del tiempo [Reseña]

Shadow Of The Colossus: a la sombra del tiempo [Reseña]

Como alguien que se saltó el lanzamiento del juego en el 2005 para la PlayStation 2 y tampoco se enteró de salida del remaster en 2011 para la PlayStation 3, Shadow Of The Colossus siempre representó una leyenda como juego, uno de los aparentemente grandes éxitos a los que por falta de exposición (y probablemente de dinero) no entró en el radar de mis juegos a jugar.

La primera mención que recuerdo de Shadow Of The Colossus fue por allá en los tiempos de Castlevania Lord of Shadows, la nueva toma de Konami en su clásico de caza vampiros había traído una saludable amalgama de otros juegos, con varios jefes esbozando una descarada similitud en mecánicas con la aventura de Wander y esto no había pasado inadvertido. El juego había causado impacto en la comunidad de desarrolladores y la influencia de Team ICO se hizo evidente en varias sagas de la misma época (siendo Prince of Persia unos de los más notables), sin embargo para todo el ruido mediático que produjo logró pasar inadvertido entre otros juegos de mi época universitaria.

El tiempo pasó, como una estrella fugaz (saludos Big Boy) y en el 2018 un fantasmagórico eco en mi cabeza retumbó por un rato mientras martillaba en susurros la palabra “Dormin… Dormin”. Yo, que en ese momento estaba efectivamente dormido, me levante perturbado a apagar el celular que había dejado corriendo en YouTube y estaba casualmente ubicado en el tráiler del remake del juego. Tomando esto como una llamada del destino, decidí finalmente enfrentar aquello que se me había escapado y después de recibir el juego en el correo, elegí una noche con la atmósfera adecuada e inmediatamente empecé la aventura de Wander por revivir a Mono.

Siempre había escuchado que Team ICO tenía una elección minimalista en el diseño de sus juegos pero después de empezar con Shadow Of The Colossus no sabía decidir si la historia era minimalista o más bien perezosa.  El momento inicial en que Wander llega al templo de Dormin en las tierras prohibidas es donde mayor exposición a la historia tenemos, luego, la intención de buscar la resurrección de Mono, la voz de Dormin, el diálogo y el trato con él, tienen un aire Faustiano tan evidente que inmediatamente sabemos que todo el asunto va a tener un final feliz.

Bueno no importa cómo finalice -me dije- lo que importa es el viaje y no el destino, ¿verdad?  En esta parte el juego no decepciona, pues hay una gran cantidad de viaje. La travesía para encontrar los colosos te lleva a través del gigantesco y variado paisaje de las tierras prohibidas, los visuales son hermosos y Bluepoint Games hizo un fantástico trabajo rehaciendo todo los recursos del juego original, utilizando todo el poder de la PlayStation 4 para darle vida a la cautivante geografía y capturando el solemne espíritu del mundo creado por Team ICO.

La belleza gráfica y el aspecto de estar constantemente en viaje observando el paisaje, junto con el espectacular soundtrack y el predominante silencio general, hacen de la exploración del mundo una sesión de meditación. Las tierras prohibidas están completamente vacías, a excepción de unos pocos elementos de fauna que realmente no tienen interacciones significativas en el juego.   Ante la ausencia de enemigos mas allá de los colosos, cualquier videojugador llega a un punto donde se encuentra ante una reacción binaria, el estilo te gusta y disfrutas el camino a cada Coloso mientras cabalgas en tu yegua  Agro  (en serio, me enteré que era hembra después de acabar con todo el juego), o te encuentras completamente aburrido por el vacío, silencioso y depresivo entorno. Puedo entender que esto es elección artística, pero así mismo no es para todos.

El control es un golpe del pasado, pues definitivamente la respuesta y complejidad  es igual que la de un mando de PlayStation 2.  Los movimientos de Wander se sienten bastante limitados para un juego que estás jugando en PlayStation 4, la física de ciertos movimientos son innecesariamente torpes y a veces le pueden quitar ritmo al movimiento, aun así la parte del combate con los Colosos, escalando y sosteniéndote es bastante divertida y satisfactoria de manejar. La cámara es tan difícil de manejar como tu caballo, ambos siendo ejemplos de las mayores dificultades que se pueden experimentar con el control. El aspecto técnico general es algo de lo que no se puede tener queja alguno, el framerate es estable y se puede elegir manejar 30 fps o 60fps dependiendo si quieres priorizar esto o definición en 1080p o 4K.

La jugabilidad es como un Boss Rush Mode alargado, de una u otra manera todo lo que hacemos es salir del templo de Dormin, ir al Coloso, descifrar el acertijo de cómo vencerlo atacando sus puntos débiles y destruirlo, enjuague y repita el proceso por 16 veces.  A lo largo del juego hay un par de cosas extras que puedes hacer, como cazar lagartijas para aumentar tu resistencia para escalar, o comer frutas de árboles para aumentar tu vitalidad, además de encontrar unas monedas musicales que te darán acceso a una espada secreta una vez termines el juego un par de veces, esto por su parte te permite encontrar cabras pintadas (Bluepoint al parecer es bastante fan de la pintura rupestre), estos extras le dan algo mas de vitalidad al play-through, pero por fuera de esto el juego es monótono y ha envejecido.

Shadow Of The Colossus es definitivamente un juego que fue importante en el 2005 y su relevancia puede verse aún en la actualidad, muchas de las lecciones aprendidas de tono, el uso del silencio, la música y exploración pueden verse aún, mejoradas y refinadas en juegos recientes como Zelda: Breath of the Wild y muchos otros, el estilo narrativo y artístico es diferente a lo usual y pensándolo en su tiempo merece todas las altas calificaciones que tuvo en aquella época, sin embargo siendo el año 2018, calificar el juego ahora es como contrastar tu novia de secundaria con la que tienes en tu etapa adulta*.

Jugar Shadow Of The Colossus en Playstation 4 debe asumirse como si fuéramos a ver una película muda en blanco y negro, o cine de los ochentas, seguro fue un bloque de construcción fundamental en el desarrollo de lo que son los videojuegos ahora, pero si vamos con otra expectativa, como la de examinar una pieza de arte, seguramente podemos terminar decepcionados.

Nombre: Shadow Of The Colossus
Desarrolladora:  Team ICO – Bluepoint Games
Publisher: Sony Interactive
Plataforma: PS4,+
Fecha de lanzamiento:  febrero 17 de 2018
Calificación: No aplica ( * ver comentario de las novias)

¡Gracias por leer!

@Liongaming683

 

 


Also published on Medium.

Soy matemático de profesión, videojugador de pasión, rolero y ñoño de espíritu.

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT