fbpx
The Division 2: Warlords of New York [reseña]
Home VideojuegosPC Gaming The Division 2: Warlords of New York [reseña]

The Division 2: Warlords of New York [reseña]

by Juan José Bueno
0 comment

El año pasado tuvimos la oportunidad de disfrutar The Division 2 y aunque las mejoras con respecto a la versión original nos gustaron mucho, terminamos perdiéndole el rastro a través del año.

Aún así, el juego siguió sacando contenido gratuito y por temporadas para aquellos que quisieron seguir con él y un año después, Ubisoft retorna al juego con una expansión, para hacernos volver a… ¿New York? Con la expansión Warlords of New York.

Así es, 4 zonas totalmente nuevas y que no fueron incluidas en The Division 1 de Nueva York componen el sitio donde sucede lo relacionado con esta expansión. Ya que si compramos la expansión tendremos un helicóptero esperándonos afuera de la Casa Blanca, para llevarnos directo al territorio nuevo sin importar el progreso que tengamos en el juego principal.

Ok, ¿pero estoy listo?

Eso sí, hay que tener cuidado si tenemos misiones pendientes de la campaña, ya que aceptar el viaje en helicóptero marcará como completa la campaña principal en su totalidad y subirá nuestro personaje a nivel 30, si todavía no lo era. Todo esto acompañado de un set de armas de todos los tipos en nivel 30, para asegurar que se tiene algo de acuerdo con nuestros gustos en esta subida de nivel.

Eso sí, para aquellos jugadores que ya eran máximo nivel antes de la expansión, no se verán obligados a desechar sus equipamientos de entrada, pero sí un rato después, ya que esta expansión sube el nivel máximo a 40, 10 niveles por encima del máximo anterior. Por lo que de entrada pueden caer armas y armaduras con mejores características de daño, aunque sin características especiales.

The Division 2: Warlords of New York [reseña]
El nivel de detalle en la construcción de los mapas no ha bajado.

Ahora, el otro punto de tener cuidado antes de tomar el helicóptero es que no podremos volver a Washington sino hasta que acabemos con la campaña de la expansión.

Pero bueno, subimos de nivel, ¿en qué consiste la expansión?

Un Verano en Nueva York

La campaña consiste en que nuestro agente es llamado para ofrecer refuerzos a los agentes de New York ya que uno de los agentes rebeldes tiene un plan para retomar control. Esto sucede después de las campañas de los juegos principales, lo que sitúa esta nueva crisis en el verano, a diferencia del durísimo invierno en el primer juego.

Estos nuevos sectores están ocultos hasta que los empecemos a explorar, y a diferencia del mapa principal de Washington, estos sectores no ofrecen un bloqueo por nivel, por lo que el jugador puede explorar en el orden que quiera. La dificultad está en que esta región sube de nivel junto con el jugador, por lo que el juego se siente más difícil que el original al no tener la posibilidad de sobre-nivelarnos para tener una ventaja, acá depende de nuestra habilidad y armas para sobrevivir.

The Division 2: Warlords of New York [reseña]
Cuatro sectores con cuatro tipos de actividad para cada uno.

El nombre de la expansión sirve para describirnos también el resumen del contenido de la campaña. Los enemigos se dividen en 4 grupos, cada uno se adueña de cada sector y es nuestra misión ir, en el orden que queramos, reconquistando estas nuevas secciones.

Cada una de estas tienen un tipo de misión secundaria que toca repetir unas veces para así desbloquear la misión principal de cada sector. Esto también responde la cantidad de misiones en Nueva York:

  • 5 misiones principales (1 por sector más la misión final)
  • 8 misiones secundarias que van desbloqueando el mapa de cada sector.

Cazando Enemigos

Cabe destacar que las misiones principales traen características de jefes distintas, por lo que no se sienten repetidas a misiones anteriores del juego y que su nivel de dificultad termina siendo superior al promedio. En mi caso, logré jugar casi todo el contenido solo, pero en el caso del final de estas misiones, era mejor llamar refuerzos.

Eso sí, el tipo de jefe al que le pertenece la zona también dictamina el tipo de encuentro al que nos encontraremos en el sector, por lo que, si nos aburrimos de búsquedas, por ejemplo, podemos ir al sector de al lado y tener encuentros más de enfrentamientos, si no queremos ser tan repetitivos.

Terminar misiones principales y secundarias nos acercan al jefe final.
Terminar misiones principales y secundarias nos acercan al jefe final.

Nuestro progreso entonces se ve reflejado con un porcentaje de completitud que nos dejará acceder a la última misión de la expansión (y a nuestro tiquete de vuelta). Adicional a esto, hay unos pocos coleccionables que se encuentran en las misiones o camino a ellas que nos dan un poco más de contexto sobre nuestros enemigos, son opcionales, fáciles de conseguir, pero no cuentan para nuestro porcentaje general.

¿Y al Volver?

Completar este contenido nuevo nos llevará alrededor de 7 u 8 horas con la ventaja de que no hay pausas para subir de nivel entre zonas, por lo que termina siendo un buen pedazo de contenido adicional.

De nuevo cuando el juego se diseña sobre niveles lineales, su creatividad florece.

Una omisión de la expansión es la Zona Oscura. Me sorprendió que no existiera un área nueva con estas características y que al juntarlo con el hecho de que no podemos volver a Washington hasta el final de la expansión, parecen unas vacaciones obligatorias de esta característica del juego.

Ya al volver a Washington nos encontraremos con mejoras generales que aplican para todos los jugadores, con o sin expansión, por lo que esto nos puede parecer un nuevo punto de partida para que volvamos al juego semana a semana a disfrutar de su contenido repetible y por temporadas.

Veredicto

The Division 2: Warlords of New York termina siendo una expansion con un buen set de contenido para todos aquellos que ya están enganchados con el juego. También da una nueva oportunidad para que aquellos jugadores que lo abandonaron puedan disfrutar de las nuevas mejoras que están incluidas y tal vez sea el empujón para enamorarse.

The Division 2: Warlords of New York
El mundo abierto nos sigue dando esa sensación de cuarentena.

Es rara la decisión de no dejar volver a Washington durante la campaña, más cuando no hay Zona Oscura en Nueva York, además de autocompletar cualquier misión que tengamos pendiente y termina siendo lo único cuestionable con lo entregado. Ahora, si no te gustó The Division 2 de entrada, esta no es una gran expansión que transforma el paquete original, por lo que es recomendable para aquellos que les gusta o les gustó el paquete original.

Como algo adicional, jugar como un personaje totalmente protegido de pies a cabeza y con tapabocas explorando ua ciudad semi-desierta en épocas de COVID-19 no deja de ser algo bastante surreal.

Ficha Técnica

Fecha de Lanzamiento: Marzo 3 del 2020
Estudio: Massive Entertainment
Publicado Por: Ubisoft
Disponible en: PS4, Xbox One, PC, Stadia
Género: Disparos en Tercera Persona, Mundo Abierto, Siempre Online
Nota: 8/10

¡Gracias por leer!
@darknil

Esta reseña se escribió con una copia digital de The Division 2: Warlords of New York para PS4, suministrada a Geeks Magazine por la agencia LocalStrike.

También podría interesarte

Leave a Comment

Este sitio web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia de navegación, pero si lo deseas, puedes optar por no usarlos. Aceptar Leer más