Home / Videojuegos  / PC Gaming  / Age of Empires: Edición Definitiva [Reseña]

Age of Empires: Edición Definitiva [Reseña]

Age of Empires es uno de esos nombres famosos en la industria de los videojuegos. En su momento hacían parte de ese selecto grupo de juegos que la gran mayoría conocían, muchos tenían instalado en sus computadores y promovían jugar en línea, así, por Internet conmutado y rezando que la mamá de uno no levantara el teléfono.

El legado de esta franquicia va más allá de producir secuelas o de cimentar bases de un género que luego tomaría como total monopolio juegos como Starcraft y Warcraft, este legado puede ser también cultural, con memes antes de la viralización de los memes en internet (w0l0l0l0l0l00l0l0l), o de enseñarle a pequeños jugadores qué era una IP y cómo buscarla para poder conectarse a partidas en red.

Hace un tiempo volvió a salir Age of Empires 2 en PC, actualizando su plataforma para ser compatible con computadores modernos y uno que otro arreglo gráfico (¡incluso agregando sociedades y campañas nuevas!). Ahora es el turno del título original, actualizando no solo su disponibilidad, sino también su apartado gráfico en su totalidad.
¿Será suficiente?

WOLOLO

Describir Age of Empires es algo que se puede recitar de memoria, este es un juego de estrategia en tiempo real en el que tomas control de una civilización desde sus inicios en la Era de Piedra, hasta poder aniquilar a las otras civilizaciones presentes en el mapa.

Cada partida entonces ocurre en un mapa con cierta cantidad de recursos, en muchos casos limitados, pero lo suficientemente abundantes para no ser una constante disputa. Aún así, recursos como la piedra y el oro no son tan abundantes y asegurarlos al principio de la misma es parte de una estrategia ganadora.

A medida que tenemos recursos y construimos edificios como muelles o un edificio para entrenar soldados, podemos ir avanzando a través de eras, cada una con edificios mejores e investigaciones que mejorarán desde la productividad de nuestros aldeanos hasta el poder de combate de los soldados.

Hora de repasar toda una civilización

Uno de los puntos que falla el juego es que no siempre es intuitivo dónde se encuentra una mejora y los requisitos no siempre son claros. Un ejemplo básico al principio es el hecho de que se necesite tener un mercado para poder construir una granja.

Si existiera en la interfaz una descripción de los requerimientos se podría aprender, pero la opción solo sale disponible después de contar con los requisitos. Este tipo de cosas fueron resueltas en las secuelas, pero volver a encontrar este tipo de cosas le hace ver los años a una remasterización.

Eso sí, si uno es un veterano o se dedica a estudiar los árboles de desarrollo, es algo que se puede suplir, pero para nuevos jugadores puede resultar en una barrera innecesaria.

Un Clásico Hoy

Para volver a traer un juego, es necesario darle su actualizada. En este aspecto esta versión del juego es impecable. Desde el punto de vista gráfico se nota un gran esfuerzo en rehacer muchas de las texturas del juego original para que este se pueda ver hasta en una resolución de 4K si cuentas con un PC que lo pueda soportar.

Esto nos recuerda otra franquicia, ¿no?

Adicional a eso, todo el tema musical ha sido regrabado con una orquesta, lo cual es un gran detalle para aquellos a los que la nostalgia vaya dirigida. Un detalle interesante es la incorporación de un narrador antes de empezar cada misión de la campaña, lo cual da una sensación de inmersión de la historia como motivación a hacer misiones básicas (especialmente las del tutorial) y poder ir avanzando en cada narrativa.

En cuanto a sistemas de juego, los propios desarrolladores han mencionado aspectos que han cambiado:

    • Mayor capacidad de población (ahora va hasta 250 unidades)
    • Mejora en los caminos que toman las unidades para ir de un punto a otro
    • Mayores opciones de zoom, para aprovechar las nuevas grandes resoluciones

Todo esto suena como muy buenas adiciones, pero encontré cosas que luego fueron implementadas en las secuelas como una reorganización de las tecnologías y las formaciones algo que siento que le hace ver los años a esta entrega y lo que puede alejar a nuevos jugadores.

Desde Egipto hasta Cartago

En cuanto a contenido, el juego cuenta con 10 campañas, incluyendo la del tutorial, que nos deja usar a muchas de las civilizaciones disponibles en el juego. Cada una de estas campañas está dividida con objetivos y condiciones iniciales, lo cual es una buena forma de probar nuestro conocimiento del juego, especialmente en las dificultades altas.

Campañas de Age of Empires

¡Hasta una campaña en Cartago! (Pero no en ese Cartago)

Como se mencionó, ya se cuenta con una narración de la explicación de cada misión y es un detalle interesante que no era necesario, pero suma en los esfuerzos de esta remasterización.

Con respecto a las civilizaciones, contamos con un total de 16 civilizaciones, todas con sus pros y contras, lo que le da un buen balance a cuando se juega multijugador. Recordar que cada civilización también tiene tecnologías exclusivas y tipos de unidades únicas, lo que le da mucha variedad al juego.

Buscando Sala

Lo que más capturó de Age of Empires en su época fue su modo multijugador, principalmente en su momento en redes locales o buscando partida ante un ya extinto servicio que dejaba buscar salas.

Es un buen detalle ver que el modo de red local (LAN) se mantiene en esta época de todo multijugador en línea, manteniendo parte de su espíritu inicial. Ya con el tema online el juego usa Xbox Live para buscar partidas.

Esta búsqueda se puede hacer de manera manual buscando la sala, o buscar que nos agregue a la primera que esté disponible.

Cada partida puede ser hasta de 8 jugadores en el mismo mapa y con diferentes objetivos de victoria. Un detalle particular es que en el modo multijugador, así sea contra bots, podemos escoger si queremos ver los gráficos clásicos o los nuevos gráficos.

Este es un 1v1, ¡cuando están los 8 jugadores es mejor esconderse!

Veredicto

Age of Empires: Definitive Edition es una muestra de una remasterización buena. Trabaja los detalles que mejor apelará a aquellos que lo jueguen por nostalgia, como es la banda sonora y un retoque de gráficos. Esto sumando a poder volver a jugar en línea fácil.

Pero, por otro lado, después de repasar la secuela, se empiezan a encontrar detalles de diseño del juego por el que no se puede comparar con entregas actuales, tanto de su secuela como de la competencia. Por lo que lo convierte en una difícil compra si es un jugador nuevo que quiere un juego nuevo de estrategia.

A su favor, por lo menos el precio de lanzamiento es bajo y eso lo hace atractivo.

Fecha de Lanzamiento: Febrero 20 del 2018
Estudio: Forgotten Empires, publicado por Microsoft
Disponible en: PC (Windows Store)
Género: Estrategia en tiempo real
Nota: 6.5/10

¡Gracias por leer!
@Darknil

Esta reseña se escribió con una copia digital de Age of Empires: Definitive Edition para Windows Store, suministrada a Geeks Magazine por la agencia Edelman.

Desadaptado del desparche. Se la pasa probando juegos pero tarde que temprano termina en un RPG o, en el peor de los casos, jugando Destiny. Disponible en @darknil

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT