Home / Videojuegos  / Playstation 4  / Ni no Kuni II: Revenant Kingdom [Reseña]

Ni no Kuni II: Revenant Kingdom [Reseña]

Escapar a un reino mágico, personificar a un héroe mientras salva un mundo lleno de magia y de criaturas desconocidas. Esa experiencia es la razón por la que los videojuegos de rol clásico (RPG) tuvieron tanto furor, un reino mágico el cual visitar.

Esta era dorada de los RPG tuvo su gran auge en los años 90s, en los que la franquicia de Final Fantasy reinaba e imprimía un gran estilo por allá en la época del Super Nintendo. Poco a poco, con los avances tecnológicos y el crecimiento de los gamers, el tono fue cambiando, donde la historia era empujada más por personajes que por el mundo en sí.

Eso hasta el año 2013, donde Ni no Kuni: Wrath of the White Witch llegó al PS3, con un estilo dado por el conocido estudio Ghibli, dándonos una probada a cómo es jugar en un mundo mágico como los de aquella época, pero con la tecnología necesaria para hacerlo ver tan fluido como una película animada.

Ahora tenemos la secuela, Ni no Kuni II: Revenant Kingdom, manteniendo el estilo gráfico pero prometiendo cambios en su jugabilidad para hacerlo más dinámico y tratando de consolidar la franquicia.

Bienvenidos al Reino

Lo que más impacta de Ni No Kuni es su estilo gráfico, quien haya visto alguna película del estudio Ghibli reconocerá el estilo de manera instantánea y a pesar de que esta vez el trabajo gráfico no fue obra del estudio, si mantuvieron talento proveniente del mismo, lo que aseguró mantener no sólo el estilo sino la fluidez y las similitudes entre escenas y jugabilidad.

Muchísimos años después de la primera entrega, volvemos a la tierra de Ni no Kuni, la cual está dividida en varios reinos, cada uno con su raza de personas y temática definidas, lo cual hace que el juego se mantenga fresco y siempre mostrándonos escenarios no sólo bonitos sino diferentes.

Ni no Kuni II

Bosques con todo el verde.

Todo esto acompañado de una excelente banda sonora orquestada, que tal vez peca porque puede sonar demasiado épica en ocasiones en las que solo nos estamos desplazando de un lugar a otro en la mitad de un favor.

Por otro lado, el juego tiene 2 modos en los que navegamos el juego, un modo cercano que es cuando su estilo gráfico resplandece más, además que los encuentros con los monstruos pasan en tiempo real. El otro modo es el que se usa cuando navegamos el mundo a grandes rasgos, el problema es que estrellarse con un enemigo hace el cambio con una pausa y le quita fluidez al juego.

Ni no Kuni II - Field

Así se ve el juego cuando estamos explorando su mundo.

Un detalle que me gustó y que se ha vuelto costumbre de ciertos juegos, es que recién abierto el mundo para que lo explores, el juego no teme en poner enemigos de nivel alto, mostrando que hay mucho que recorrer, incluso en el área en la que empiezas.

¿Un Cuento de Hadas?

La historia, a grandes rasgos, para no caer en territorios de spoilers, trata sobre Evan, un pequeño niño-gato que ha perdido su reino y en vez de buscar venganza de su usurpador, decide formar su propio reino (con juegos de azar y…)  que tiene el noble objetivo de ser un reino donde todos vivan felices. En este sentido, el juego puede sonar como toda una aventura Disney, pero es en los detalles donde el juego toma profundidad.

Por ejemplo, una de las primeras ciudades que Evan conoce, es una ciudad donde las reglas de su religión dictan cómo se toman las decisiones y eso hace cuestionar al jugador y a los personajes mismos sobre cuándo se debe cuestionar a la autoridad y levantar la mano si se cree que algo no está saliendo bien. Otro gran ejemplo termina siendo al volver al reino original de Evan y descubrir que el cambio de poder también significó una mejora para parte de la población que antes el pequeño príncipe no sabía que estaba en problemas.

Ni no Kuni II - Scenario

Ciudades variadas y cada una con su temática.

Estos son 2 ejemplos de varios en el que el juego aprovecha que Evan va visitando cada reino para aprender en vez de conquistar y hace que la misma estructura de la historia funcione como si fuera una temporada de una serie en vez de una película. De hecho, el juego hace cortes entre las escenas más importantes, dándole nombre a cada capítulo.

Espadas, Magia y… ¿Pistolas?

El primer Ni no Kuni tenía un estilo de combate que se asemejaba un poco a Pokémon, en el que el fuerte de las peleas era lidiado entre monstruos. En esta ocasión decidieron basar el juego en los RPG de acción, en el que los comandos pasan en tiempo real y el personaje se puede mover libremente para esquivar y posicionarse para atacar de la mejor manera.

Este sistema de combate hace que el mismo sea más dinámico y requiera mayor intervención del jugador, por lo que es un cambio agradable por si el combate clásico de los juegos de rol te pareciera lento.

Ni no Kuni II - Battle

Ese momento en el que todas las magias y personajes se centran en acabar un monstruo.

Ya entrado en combate, se puede manejar un personaje a la vez de tres disponibles y si lo deseas, puedes cambiarlo en caliente. Cada personaje a su vez tiene a su disposición 3 armas del mismo tipo, este tipo de arma depende del personaje, entonces unos empuñarán espadas, mientras otros usarán hachas o martillos.

Cada una de estas armas tiene un indicador de carga de energía para lanzar un ataque especial, por lo que estarás cambiando rápidamente entre armas para poder encadenar combos de ataques poderosos, lo que genera una interacción por parte del jugador que mantiene activo el combate así sea contra monstruos débiles.

Adicional a estas armas de combate cuerpo a cuerpo, cada personaje tiene a disposición un arma de largo alcance, de nuevo dependiendo del personaje, por lo que puede variar desde una varita mágica, pasando por un arco, hasta una pistola 9mm (sí, una vez empieces el juego tendrá todo el sentido).

Por otro lado, cuando se recorre el mundo, y ya que tenemos un reino, hay otro tipo de combate abierto entre ejércitos, en el que, dependiendo de los tipos de unidad, tendrán ventaja sobre otros. Puede sonar más complejo de lo que es, pero termina siendo un piedra, papel o tijera pero con tipos de unidades en el ejército (espada vence a lanza, lanza vence arqueros, arqueros vence espada, etcétera).

Construye tu Reino

Por otro lado, una vez termina lo que veteranos de los RPG conocen como la primera decena de horas de tutorial, el juego además te permitirá construir tu propio reino, administrando recursos que dejan construir edificios tan útiles como una armería, hasta otros decorativos como una plaza.

Esto tiene su recompensa ya que abre la posibilidad a mejorar nuestras armas y armaduras, además de directamente poder comprar equipamiento. Eso sí, si el tema de administrar el reino es algo que te puede dar pereza, se puede ignorar después del tutorial, ya que ningún ítem es necesario para avanzar en nivel o historia.

Mejoras al juego estilo móvil.

Ni no Kuni II – Kingdom Mode

De todos modos, y a pesar de que en momentos se siente como esos juegos de celular como el Cookie Clicker, este modo no termina estorbando y desbloquea cosas especiales que terminan ayudando al juego, algunas tan básicas como la posibilidad de obtener más ítems de los cofres o correr más rápido cuando se recorre el mundo.

Y eso era lo que terminaba pasando, después de pasar un rato jugando el contenido de historia del capítulo o limpiando favores adicionales, me encantaba llegar a mejorar mi reino, manteniendo la temática de ir construyendo mi propio reino junto a Evan.

Los Pros y los Contras del Reino

Lo que me gustó:

El cambio del combate a uno de mayor acción hizo que pasar horas resolviendo favores de la gente, bien sea por ítems o por la promesa de unirse al reino seguía siendo entretenido.

La segmentación de la historia hizo que mantuviera un ritmo más o menos estable y que la próxima emoción siempre estuviera a la vuelta de la esquina.

Nunca se sabe cuando ataque el siguiente jefe en la historia.

Ni no Kuni II – Boss Battle

El contenido del juego es demasiado, para bien o para mal, pero en estas épocas donde los juegos traen expansiones y demás, siempre es bueno tener un juego que su versión original ya trae demasiadas horas de contenido disponible.

Lo que no me gustó:

A pesar de que se conserva el estilo del estudio Ghibli, se nota que no necesariamente se tuvo el mismo tiempo o presupuesto para las animaciones, ya que no hay tantas escenas animadas como la primera entrega, y mucho contenido termina siendo dado por cajas de texto sin ninguna voz acompañante.

Veredicto

Recomendar este juego es bastante curioso. El juego es entretenido, su temática es liviana y tiene detalles interesantes, ¿cuál es el pero? El tiempo. Este es un juego que fácilmente le podrás dedicar 100 horas sin necesidad de hacer contenido repetitivo o haciendo cosas de eventos diarios o semanales. Es un paquete bastante completo, pero por esto mismo, requiere de tiempo para masticar y disfrutar.

La jugabilidad lo hace más amigable a esos requerimientos de tiempo, a pesar de que en otros aspectos no necesariamente sea mejor que la entrega pasada, de todas maneras, es una carta de amor a aquellas historias mágicas de los Final Fantasy de los 90’s o incluso para aquellos aficionados a los Cuentos de los Hermanos Grimm.

Fecha de Lanzamiento: Marzo 23 del 2018
Estudio: Level-5, Publicado por Bandai Namco Entertainment
Disponible en: PS4, PC (Steam) (Usado para la reseña)
Género: RPG de Acción
Nota: 8.5/10

¡Gracias por leer!

@Darknil

Esta reseña se escribió con una copia digital de Ni No Kuni II: Revenant Kingdom para PC (Steam), suministrada a Geeks Magazine por la agencia SysPerTec.

Desadaptado del desparche. Se la pasa probando juegos pero tarde que temprano termina en un RPG o, en el peor de los casos, jugando Destiny. Disponible en @darknil

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT