Home / Videojuegos  / Playstation 4  / Days Gone: ¿Vivir o sobrevivir? [Reseña sin spoilers]

Days Gone: ¿Vivir o sobrevivir? [Reseña sin spoilers]

Presentación: ¿Empezar de cero? El mundo se fue al carajo, acostúmbrate.

Deacon St. Jones no es precisamente el tipo con el que quieres ver a tu hija, ni tampoco se ve como alguien con quien quisieras cruzarte durante una tranquila noche de tragos con tus amigos o tu novia. A simple vista con su aspecto de busca pleitos, motero, tatuado (sin prejuicios ¿bueno?), luciendo sus insignias de motociclista, no es alguien a quien quieras tener cerca, pero de pronto, cuando emprendes su viaje y lo conoces un poco más te das cuenta que el sentido de supervivencia es un aspecto en común no solamente con este rudo motero, sino que no se puede tomar a la ligera, en Days Gone, es luchar por tu vida o morir.

Days Gone ¡Bienvenido a Oregon!

Days Gone ¡Bienvenido a Oregon!

Deacon, como todos los sobrevivientes, lo único que busca es una segunda oportunidad después del apocalipsis.  Paradójicamente este momento caótico trae una nueva oportunidad para redimirse y empezar de cero.  Renacer es perfecto para usar nuestras habilidades, aprender otras nuevas y finalmente encontrar lo que nos hace humanos. Actuar como humanos para sobrevivir y finalmente alcanzar lo que pudiésemos llamar vida, en medio del caos, sí se puede. Y es eso justamente lo que más me gusta de las historias postapocalípticas: poder encontrar la humanidad en los peores momentos, buscar el significado de la pregunta más difícil de todas ¿quiénes somos? ¿qué nos hace humanos?, preguntas que siempre surgen cada vez que veo, juego o leo una obra sobre el postapocalipsis. Y aunque he jugado, leído y he visto varias obras sobre mi tema favorito en ciencia ficción, pasando por Fallout, Mad Max o The Walking Dead, hasta las más recientes como BirdBox, siempre me quedan más visiones y preguntas -¿Qué haría en tal o cual situación?- Preguntas que seguramente Days Gone buscará responder empezando de cero.

Es así cómo después de una breve introducción a los antecedentes y motivaciones, inicias dos años después de que una pandemia arrasara el mundo conocido y dejara a los pocos y más fuertes sobrevivientes a merced de los ‘Freakers’, infectados por una rara enfermedad que los despoja por completo de su humanidad, les da temibles instintos a manera de colmena y forman hordas con las que tendremos que lidiar o evitar en sus marchas a través de los campos y montañas de Oregon en busca de agua y alimento. Uno de nuestros objetivos es “desinfectar” zonas dónde se reproducen los ‘Freakers’; además, como si fuera poco tendremos que batallar con grupos de sobrevivientes, merodeadores, pandillas rivales y hasta una secta que adora a los ‘Freakers’ como el siguiente paso evolutivo, todos con menos moral que algunos de los políticos actuales. Matar o morir es la consigna, obtener recursos mientras tenemos un ojo en la espalda porque en cualquier momento podemos ser atacados, y nos da la bienvenida a Oregon, 730 días después de que el mundo se fue al carajo, donde por caminos, pueblos abandonados, campamentos, bosques y ríos afinaremos nuestras habilidades en búsqueda de lidiar con nuestro pasado, construir nuestro futuro, establecer relaciones de confianza, sobrevivir y finalmente, vivir una vida digna.  Bienvenidos a Days Gone.

Los aspectos gráficos y técnicos de Days Gone: la era dorada de la PlayStation 4

Days Gone es un juego desarrollado exclusivamente para la PlayStation 4 por SIE Bend Studio y distribuido por Sony Interactive Entertainment, que combina ampliamente los conceptos de videojuego de mundo abierto, acción, survival horror, stealth, conducción de motocicletas y tintes de RPG, haciendo de todas estas mecánicas un verdadero espectáculo visual y de entretenimiento al máximo, sin olvidar una entrañable historia de supervivencia, confianza, familia y mucha adrenalina.

Aprovechando al máximo las capacidades de la PlayStation 4 y más aún si se trata de una PS4 Pro, nos volcaremos a la carretera en el amplio paisaje estadounidense de Oregon, buscando entre los restos del mundo en ruinas recursos, refugios, mejoras y rastros de un mundo pasado que se fue para siempre, pero que nos acompañará mientras tengamos humanidad y esperanza.

La navegación por los menús es excepcional, usando como pocos juegos el control de la PS4, deslizando o presionando simplemente el mando táctil podemos acceder a las diferentes características de inventario, mapa, misiones y habilidades. La navegación por las misiones es muy fácil y mediante una pequeña descripción nos brinda un panorama claro sobre qué hacer y a donde ir, cuestión que en muchas ocasiones en otros juegos se complica debido a que hay muchos objetivos en el mapa o no es fácil rastrearlos. En Days Gone incluso tenemos una imagen para situarnos en el momento justo de la historia que estamos desarrollando, por medio de sus ‘storylines’, un gran punto a favor por si eres de esos jugadores que le pierde el hilo a la historia al soltar el control por una, dos semanas o más. Otro detalle que brilla particularmente es el uso del speaker del control, poco o casi nulamente usado por los juegos de la PS4, en él podremos escuchar audios que hay sido dejado regados por el mundo, que revelarán detalles de la historia, detalles de fina coquetería.

El apartado gráfico es MUY bueno para un juego de la extensión de Days Gone, a excepción de algunos detalles de texturas o caídas del framerate que alcancé a experimentar, cuestiones que seguramente se mejorarán con los primeros parches o por supuesto, jugandolo en una PS4 Pro. Realmente los desarrolladores pusieron mucho empeño en satisfacer las promesas hechas en la primera presentación de Days Gone en el E3 de 2016, donde Deacon era perseguido por una horda enorme de más de 400 Freakers y debía usar con ingenio el ambiente de una parada de trenes, tumbando troncos, usando cualquier objeto para lograr escapar y de paso acabar con la horda. Realmente la mecánica de lucha contra los ‘Freakers’ era la razón inicial para que el hype fuera masivo, cosa que desafortunadamente se fue desvaneciendo debido a las múltiples demoras en el lanzamiento. Se podría decir que nos podemos quedar en Days Gone por todos los ingredientes que hacen del juego un paquete completo y que disfrutaremos de un muy buen rato su estilo de juego balanceado y muy entretenido, apropiándose de elementos que trabajan bien por separado y que al final harán de Days Gone un viaje poco tranquilo y muy disfrutable por terrenos escarpados.

El nivel de detalle de los efectos de clima y luz son asombrosos, la lluvia, la nieve, el lodo, los cambios que experimenta el mundo al pasar del día y llegar la noche, no solamente impactan a nivel visual, sino que es necesario habituarse a viajar y recorrer los caminos cuando consideremos más conveniente dependiendo de nuestro nivel y equipamiento, normalmente procuro abordar las misiones en el día para aprovechar la luz solar y evitar meterme en problemas de índole ‘Freaker’.  La posibilidad de pasar la noche en un refugio permite de una manera segura recargar las fuerzas y evitar cruzarse con enemigos estando en desventaja por la falta de visibilidad.

Days Gone

Eres tú solo, contra el mundo infestado de ‘Freakers’.

Jugabilidad: 3 aspectos fundamentales

En nuestra lucha por sobrevivir encontraremos elementos que harán de nuestra travesía por Oregon una verdadera pesadilla, si no dominamos algunas cuestiones básicas de la jugabilidad.

Lucha o muere.

Days Gone cuenta con varios sistemas no solo de juego, sino de experiencia y habilidad mezclados.  Por un lado tenemos el árbol de habilidades con tres componentes para desarrollar cada uno por aparte: supervivencia, lucha cuerpo a cuerpo y combate a distancia (armas de fuego). Dichos elementos los cambiaremos por puntos de experiencia individuales que obtenemos al subir de nivel luego de vencer a nuestros enemigos: Freakers, humanos infectados en muchas formas, tamaños y comportamientos, merodeadores, ladrones y asesinos organizados en campos de emboscada,los Reapers -la secta que adora a los Freakers- siendo estos últimos realmente peligrosos.  Adicional a todo lo anterior, nos enfrentaremos con los animales salvajes que también representan peligro, algunos incluso infectados. Es vital subir cada stat de manera balanceada. Además encontraremos a las inyecciones NERO para subir nuestros stats de salud, resistencia y concentración.  No está de más decir que son los más preciados de encontrar, puesto no son muy abundantes.

El combate es excepcional, bien sea cuerpo a cuerpo o con armas, la única dificultad que tuve fue el cambio de armas, aunque se pueden cambiar presionando el L1 y moviendo la rueda hacia el arma que necesitamos en ese momento, con un bondadoso y largo tiempo de espera para el cambio, aunque navegar en los submenús cuando tenemos varias armas de un mismo tipo, es una tarea un poco complicada. Otro aspecto que aprecio es el paso inmediato de acción con arma de fuego a acción con arma cuerpo a cuerpo, debido básicamente a que en menos de 2 segundos podemos vernos ampliamente rodeados y superados en número. El combate cuerpo a cuerpo y las animaciones de pelea son estupendas, así como las animaciones de muerte a manos de un animal salvaje.

Como si fuera poco adicional a todas las mecánicas que he mencionado, tenemos elementos de sigilo que debemos mejorar puesto que hay muchas misiones que requieren de astucia y cautela para ser prudentemente abordadas, así como en otras debemos rastrear e investigar eventos aparte de la historia.

Otro aspecto importante es destruir los lugares contaminados.  Los Freakers suelen hacer nidos y es nuestro deber aniquilarlos.  Inicialmente usaba cócteles Molotov, aunque en varias ocasiones me vi sin los materiales necesarios para el crafteo, cosa que un bidón de gasolina y una bala no puedan resolver. Luego hay que estar atento de los que salen muy enojados a comerse a quien les robó la paz de su hogar.

Lo que más me gustó en definitiva del modo de juego de Days Gone es que no tenemos muchos momentos de paz fuera de los refugios y que el miedo constante a lo que pueda pasar, realmente se convierte en un personaje más, haciendo de nuestro recorrido por Oregon mucho más complejo que una visita turística.  Todo, absolutamente todo en el camino quiere matarte, comerte o robarte y es notable lo que debemos hacer y los límites a los que debemos llegar para mantenernos vivos, con enemigos que nos superan ampliamente en número y por los que nos veremos abrumados en la mayoría de las ocasiones en situaciones de luchar o morir.

Lo bueno, es que contamos con:

Nuestra motocicleta: La vieja confiable

Para recorrer los caminos del amplio mundo contamos con nuestra motocicleta, iniciando el juego conduciremos una hecha a la medida del gusto de Deacon, pero cómo somos ahora nosotros quienes vamos a tener que estar en sus zapatos, por cuestiones del destino y los mercantes chatarreros, nos vemos de nuevo obligados a empezar de cero, obteniendo partes y mejorando con los créditos que ganaremos con cada salida, punto que explicaré en la tercera básica de Days Gone, su economía.

Days Gone

¡Ay, qué lindo perrito!

Una de las mecánicas más complejas y que le dan un toque de realismo al juego es que por primera vez, al menos en los juegos que he visto, debes mantener tu vehículo con gasolina. Puede ser frustrante a ratos tener que caminar grandes distancias para conseguir un bidón de gasolina cuando de repente se te agota el tanque.  Recomiendo siempre, siempre, SIEMPRE, llenarlo cada que se tenga la oportunidad, bien sea en una estación de gasolina abandonada o cuando encontremos un bidón, que por suerte siempre está lleno.  En esta ocasión sí es mejor mirar el tanque “medio vacío”.

Mi recomendación es mantener nuestro vehículo a punto, cada caída, cada disparo la deteriora y tendremos que repararla con la misma chatarra que obtenemos en el mundo, por suerte Deacon es un mecánico experimentado y tan solo con darle un par de vueltas a su llave de carraca, estaremos de nuevo en el camino.  Esto es importante porque nos enfrentaremos a varias misiones a bordo de nuestra motocicleta, no solamente para ir de un lado a otro, sino como parte de situaciones donde tendremos que realizar persecuciones o huidas, por lo que es fundamental conocer los caminos, sus atajos y subir de nivel el vehículo es esencial para surcarlos.

Economía y crafting.

Realmente se me ha hecho difícil enumerar todos los elementos que hacen parte de Days Gone, ahora analizaremos la economía y el crafteo.

La economía se basa en los siguientes principios: campamentos, confianza, compra y venta. En los campamentos se realizan todas las transacciones y para poderlas realizar necesitaremos ganarnos la confianza de los líderes de dichos campamentos.

Las transacciones que podemos realizar las dividiremos en los siguientes grupos:

  • Compra:
    • Partes mecánicas: para mejorar nuestra moto, tales como motor, exhosto, llantas, entre otras.
    • Armas y munición: arsenal disponible para mejorar nuestro poder de fuego tales como: pistolas, rifles, rifles de asalto, shotguns y munición.
  • Venta:
    • Recompensas: nuestra manera más sencilla de ganar créditos, la moneda del juego, mediante la entrega de las orejas que vayamos recolectando de los Freakers y otros encargos, algunos de misiones asignadas por NPC’s, misiones para hacer justicia por mano propia, porque ahora la ley es Deacon y su código de honor es la carretera.
    • Comida: mediante la caza de animales salvajes (no infectados) y la venta de su carne ganaremos unos buenos créditos.

Algo que no esperaba y fue una agradable sorpresa, porque no tenía en el radar el desarrollo completo y complejo de esta habilidad es la de ser artesanos de la destrucción, elaborando armas contundentes con la chatarra que encontramos a nuestro paso. Si bien es normal encontrarlo en los juegos de postapocalipsis, pensé que con la gran cantidad de mecánicas que se ven en éste juego podía ser un detalle que se escapara a los desarrolladores, con la grata sorpresa de que hasta el más fino detalle no fue pasado por alto. Juegos como Dead Rising hacen un énfasis hasta cómico al respecto y otros como The Last Of Us, tienen un guiño casi desaprovechado a esta habilidad con toda el potencial que tiene en un juego de zombies, mientras que Days Gone hace gala de este potencial, haciendo del crafteo y reparación de armas contundentes la respuesta a una verdadera necesidad.

Algunas misiones nos llevarán a tomar decisiones sobre a quién debemos llevarle algún objeto o hacer un movimiento específico, completamente contrario, cambiando de manera drástica a quién le hacemos el trabajo, en ocasiones trabajo sucio.

Día 743 después del apocalipsis, ¡Por fin una horda!

De alguna manera ya estaba un poco extrañado de que la principal razón para jugar Days Gone no se hubiera presentado hasta ya entradas algunas horas de juego, me sentía un poco decepcionado y a pesar de estar disfrutando del juego desde la primera hora, necesitaba ver lo que me había emocionado del primer tráiler, un enfrentamiento con una horda.  Pero, debo confesar que la dejé pasar mientras tomaban agua, ya que no tenía ni el equipamiento, ni el ambiente apropiado para hacerle frente a más de 50 infectados.

Realmente enfrentar una horda requiere una gran preparación, no solamente en armamento, sino en estrategia, en conocer a nuestro enemigo y el terreno, ya luego haremos gala de nuestras habilidades y enfrentaremos a la horda como un verdadero exterminador.

Una de las cosas que más me causó satisfacción y con la que pienso cerrar esta nota, es cuando al encontrar un campamento de emboscada de los merodeadores, en lugar de enfrentarlos de manera frontal o sigilosa, decidí enviarles una horda que pasaba por ahí a comérselos mientras yo disfrutaba del espectáculo sangriento desde un punto seguro, posibilidades como esta hacen de Days Gone un juego que no puede faltar en ninguna librería de ningún amante de este tipo de títulos.

Conclusión:

Days Gone es un juego bien complejo, bien planeado, con elementos RPG, acción sobre ruedas, hordas de Freakers que no dejan un segundo para respirar y te exigen planear por delante, sobrevivientes agresivos, animales salvajes, sigilo, elementos que juntos hacen del juego una aleación exitosa.

Ficha Técnica

Fecha de Lanzamiento: Abril 26 del 2019
Estudio: SIE Bend Studio
Publisher: Sony Interactive Entertainment
Disponible en: PlayStation 4
Género: Survival Horror, Stealth, Open World, Acción
Calificación: 9/10

¡Muchas gracias por leer!

@carlos_anturio

 

 

 

Esta reseña se escribió con una copia digital de Days Gone para PS4, suministrada a Geeks Magazine por la agencia Ogilvy.

Papá, ingeniero, Geek, una de las pruebas vivientes de que el código Konami no funciona, criado por lobos y a punta de pandebono, apóstol de La Fuerza y muy gordo para ser hipster. El Retro-Gamer en Geeks Magazine.

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT