fbpx
Assassin's Creed Valhalla: Wrath of the Druids
Home VideojuegosPlaystation 4 Assassin’s Creed Valhalla: Wrath of the Druids [Reseña]

Assassin’s Creed Valhalla: Wrath of the Druids [Reseña]

by Alejandro Serrano Durán

¿Alguna vez se han preguntado por qué ya no hay druidas en Irlanda y por qué sus prácticas y religión desaparecieron en el que ahora es un país mayoritariamente católico? Bueno, la respuesta a esto es Eivor, y sus hachas, sus lanzas, sus espadas, lanzas, mazos y cuchillos cortos porque en Wrath of the Druids, la primera expansión del aclamado Assassin’s Creed Valhalla esa es la explicación. Literalmente Eivor acabó con ellos uno por uno, pero para evitar spoilers, primero veamos el video del tráiler:

La historia de Wrath of the Druids

Todos tenemos un primo al que no vemos hace muchos años y quien de pronto aparece de la nada, contándonos que ha tenido mucho éxito en la vida y que quiere vernos. ¿cierto? Bueno, pues en el caso de Eivor el primo desaparecido es Bárid mac Ímair, quien luego de escuchar las historias sobre él en tierras sajonas, decide mandarle una carta invitándolo a Dublín, en Irlanda, donde es uno de los tantos reyes que habían en esa época.

Entonces Eivor, sin importarle que en Inglaterra exista una orden oscura que trata de conquistarla, o el enredo que tiene con la esposa de su mejor amigo, o su novia la cazadora o alguno de los otros cientos de líos que él mismo ha armado, decide partir hacia tierras lejanas para visitar a su primo y literalmente armar nuevos problemas en nuevas tierras.

Wrath of the Druids
Ella es Ciara, la poetisa oficial del reino de Irlanda y sí, con ella pasa exactamente lo que quieres que pase la primera vez que le conoces.

Al llegar allá, se encuentra con su primo, quien le presenta a su inútil hijo Sichfrit y le cuenta que su esposa y su hija se encuentran de viaje, por lo que no va a poder conocerlas (convenientemente para evitar más diseños en 3D de personajes) y como ya es costumbre para Eivor, se convierte en el que realiza todos los mandados de su primo, los asesinatos por encargo y todas las misiones prácticamente él solo, empezando por recuperar un valioso libro que Flann Sina, el rey de reyes de Irlanda ha perdido y necesita recuperar, para que al final sepamos que se trata de una biblia que perdió el misterioso Eogan, sacerdote cristiano quien además es consejero del rey. Pero no todo es mal y al final esta misión le permite conocer a la hermosa y pelirroja poetisa oficial del reino.

El diseño del juego

Siendo AC Valhalla un juego con un mapa enorme, su primera expansión no podía quedarse atrás y el hecho de que tenga todo un nuevo mapa para explorar es un muy buen punto a su favor. Otras expansiones, en otros juegos simplemente «añaden» algo a la historia y nos obligan a pasar de nuevo por sitios que ya son familiares, pero atraverse a generar todo un mapa es algo que solo una desarrolladora como Ubisoft y su enorme equipo de diseñadores y programadores podría hacer.

Wrath of the Druids
No hay mucho qué decir, el mapa de la expansión es absolutamente hermoso.

Y si bien las mecánicas son las mismas, la inclusión de nuevas armas como la Hoz o la notoria mejora en como recorremos el mapa, lo hacen una experiencia mejorada y un poco más disfrutable.

Nuevas y viejas mecánicas

Azar, el emisario que al inicio de esta expansión va a buscarnos a Inglaterra, también es el «ministro de economía» de Dublín y como lo que quiere nuestro primo Barid es que la ciudad se convierta en un importante centro de importaciones y exportaciones para así demostrarle al rey su valor, es Eivor quien sin pensar un solo segundo en su integridad personal, debe reconquistar varias zonas económicas para obtener bienes que pueden intercambiar con mercaderes de tierras lejanas. Esto parece un poco tedioso, pero al final tiene unas interesantes recompensas para Eivor que les aseguro vale la pena conseguir. (es loot, sí, estoy hablando de mucho loot).

Wrath of the Druids
Azar pudo haber sido un personaje mucho más interesante si la hubiesen escrito de una manera diferente, pero supongo que su «revelación» al final de su arco histórico podría sorprender a uno que otro jugador distraído.

De resto, esta expansión solo logra añadirle algunas mecánicas al juego tradicional, eso sí, con recompensas muy interesantes al final, en especial el asesinato de miembros de la orden secreta de druidas que está tratando en las sombras de tomar control del gobierno de Irlanda. Esto es algo que ya estaba en el juego, pero ahora lograron integrarlo a la historia como tal y logra sumarle unas dos o tres horas más de juego a la expansión.

¿Vale la pena Wrath of the Druids?

Para mi, Assassin’s Creed Valhalla tenía todo el potencial para ser Game of the Year (de los que pude probar), hasta que se le atravesó en el camino una maravilla indie llamada Hades que lo destronó en instantes, pero terminado este, regresé a Valhalla y al momento de iniciar la resella de Wrath of the Druids ya tenía unas considerables 96 horas de juego. Al llegar terminarlo, estaba rayando las 112 horas, es decir que esta expansión le da unas 16 horas adicionales al juego, lo que es bastante considerable y significa que es bastante entretenido.

Por otro lado, varía uno un poco el mapa, cambia de ambiente y se adentra en una historia bastante interesante, ya que en serio se nota el interés especial que tuvieron los desarrolladores en crear todo el entorno del juego. Posiblemente también sea porque es más fácil realizar un mapa más pequeño y restringido solamente a una isla más pequeña.

Y como es costumbre en la mayoría de juegos de Ubisoft, Wrath of the Druids fue realizado en un trabajo en conjunto de todos los estudios que tienen alrededor del mundo, como lo podemos ver en este diario de desarrollo que publicaron hace algunos días:

Conclusiones

Sí, el mapa está lleno de actividades, tesoros y cosas por el estilo que a las malas le suman tiempo a las 14-16 horas de juego de este DLC. Sí, la historia del contenido expansible está basada en un primo del que no se sabía nada y que nunca antes habían mencionado. Y por último sí, si estás jugando la historia principal esto solo te distrae durante unas horas de tus objetivos principales.

Wrath of the Druids
Como en toda la saga, Wrath of the Druids hace alegoría a personajes reales para reflejar la historia de la forma más real posible. Es por esto que estamos cabalgando junto al rey Flann Sinna de Irlanda (847 – 916 DC), en el lomo de un lobo estepario gigante.

Sin embargo, el mapa es mucho más orgánico, interesante y fácil de recorrer que el del juego original. La historia podrá ser un poco sacada del sombrero, pero es bien interesantes y te hace pensar en cómo sería el presente en los territorios irlandeses si Eivor y su primo no hubiesen cambiado la historia. Los villanos logran interesarte en querer asesinarlos a como de lugar y al hacerlo consigues un loot en cuanto a armas y armaduras bastante interesante, a pesar de que este nivel de personalización, que es una nueva adición a la saga y heredada y adaptada de otros juegos como Skyrim o World of Warcraft y que ha sido bastante criticada por los fans debido al nivel de grinding innecesario para poder obtenerlas. Unas por otras, supongo yo.

Pero, como ya lo mencioné, Assassin’s Creed Valhalla tiene en mi corazón el segundo lugar del GoTY del 2020 (un año bien complicado, por cierto), y tener un contenido adicional que logre darle unas mecánicas y actividades nuevas, fue y siempre será muy bien recibido por mi. Así que si tienes $25 dólares de sobra por ahí, vale la pena hacerse a él.

Ficha Técnica

Fecha de Lanzamiento: Mayo 13 del 2021
Estudio: Ubisoft Montreal, París, Vancouver y demás estudios alrededor del planeta.
Disponible en: PlayStation 4 (usado en la reseña), Xbox One, PlayStation 5, Project Scarlett, Microsoft Windows.
Costo: $24.99 dólares
Género: Mundo Abierto

Nota: 8/10

También podría interesarte

Leave a Comment

Este sitio web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia de navegación, pero si lo deseas, puedes optar por no usarlos. Aceptar Leer más