Home / Series  / Netflix  / Las Chicas del Cable [Review]

Las Chicas del Cable [Review]

La publicidad puede ser muy convincente. Estuve recientemente en España y la capital está inundada de vallas publicitarias de la nueva producción original de Netflix hecha en ese país: Las Chicas del Cable. Conquistada por los vestidos y peinados de los años veinte que veía en cada foto, decidí darle una oportunidad. Sorpresa: es aire fresco ver algo así en español.

Con esto en mente quiero compartir lo que pienso sobre Las Chicas del Cable, anticipando que aunque no es perfecta, creo que vale la pena verla porque aborda temas sobre mujeres en un momento en el que vale la pena la reflexión.

La historia

Estamos en España, 1928. Alba Romero (Blanca Suárez) es una mujer que está siendo chantajeada por un detective corrupto de la policía y debe robar la caja fuerte de la Compañía de Teléfonos de España. Para ello, se postula al cargo de operadora y se cambia el nombre a Lidia Aguilar. Al llegar al lugar se encuentra con Francisco Gómez (Yon González), director de la compañía, quien fue su amor de adolescencia cuando llegó a Madrid, pero por esos típicos asuntos del destino se separaron.<

Robar el dinero resulta no ser tan sencillo y en medio de la confusión, Lidia se hace amiga de otras tres operadoras: Carlota (Iria del Río), Ángeles (Maggie Civantos) y Marga (Nadia de Santiago), además de involucrarse con Carlos Cifuentes (Martiño Rivas), hijo del dueño de la compañía. La historia principal siempre oscila entre el peligro que el pasado de Lidia y Francisco sea descubierto y las otras diferentes tramas. Decir más, sería spoiler.

Las Chicas Del Cable

La historia entre Alba y Francisco está llena de clichés pero funciona como contexto para las otras tramas.

Cuando las historias secundarias son mucho más

La trama principal es la historia de amor entre Alba/Lidia y Francisco, la cual no es la mejor. Cae en los usuales clichés románticos y ninguno de los dos personajes termina por simpatizar con el espectador. Lo que hace tan interesante a Las Chicas del Cable son las otras tramas, las que corresponden a los personajes secundarios y que son una poderosa reflexión sobre temas que poco se hablan en audiovisual, menos en español.

Carlota es la hija de un prestigioso general español, por lo que trabajar está socialmente mal visto. Esta trama es la perfecta reflexión sobre la independencia que las mujeres queremos tener y la lucha que muchas debieron dar. Además, esta trama también tiene su lado romántico pero las relaciones que trabaja son sorprendentes, muestra cómo el amor libre y abierto ha existido siempre.

las chicas del cable

Carlota y Sara, una relación de no perderse.

Ángeles es la operadora estrella de la central, quién está casada con Mario (Sergio Mur) y tiene una hija. En su historia se habla de la dinámica del matrimonio en los años 20 y cómo la mujer tenía la ley en su contra. Esta historia le parte el corazón al espectador, más porque Mario actúa como propietario de su esposa y uno se sorprende pues hay muchas relaciones que siguen funcionando con la misma dinámica en la actualidad.

Si bien la historia más dulce y que brinda un respiro entre tanto drama es la de Marga, quien viene de una pequeña ciudad y tiene miedo a todo. Lo interesante de esta trama es que muestra que sí, las mujeres tenemos un lado vulnerable, pero este personaje es capaz de sobreponerse a todo. No pasa que ella supera su miedo: Marga actúa aún teniendo temores. Acá hay una linda historia de amor, pero tampoco quiero dañarles esto.

Un mundo lleno de posibilidades, incluidas las musicales

Lo que sucede con Las Chicas del Cable es que un espectador inteligente se da cuenta que la primera temporada tiene mucho, mucho futuro. Hay algunos temas que quedan por tocar y que se anticipan serán decisivos en la segunda temporada, que espero que Netflix le conceda a la serie.

El primero de ellos es la aparición de la rebelión a la república en España que lleva al golpe de Franco en 1936. Aunque estamos en 1928, se insinúa el comienzo de lo que será la Guerra Civil Española. Existe la posibilidad de que el mundo conozca cómo la dictadura cambió a los españoles por medio de una serie que se transmite a nivel mundial. El tema histórico bien manejado siempre será interesante.

Las Chicas del Cable

¿Cómo se sobrepondrán las operadoras a la llegada de la tecnología?

Pero el más relevante es el del cambio tecnológico. Todos sabemos que las operadoras telefónicas desaparecieron con la llegada del marcado automático. Al final de temporada la serie sabe mostrar la tensión que existe por el cambio. Espero que en la siguiente muestren esto con más fuerza, en un momento en el que las comunicaciones también están dando un giro. ¿Estamos listos para el cambio o todavía hay miedo?

Para finalizar, la música de Las Chicas del Cable es un deleite. Es el único elemento que remite fuera de España y de la década de los años 20. El electro swing es un género ya establecido pero en la serie aparece en momentos maravillosos, incluida la canción de los títulos de apertura: Salt by B. Miles. Pueden escuchar toda la lista en Spotify o Deezer.

Netflix está demostrando que puede hacer historias locales para el mundo. Es momento de ir más allá de lo popular y ver lo que otros sitios, como España, tienen para decir. Así que espero sus comentarios sobre Las Chicas del Cable y que todos la hayan disfrutado tanto como yo.

¡Gracias por leer!

@photosynthetica

Escritora, guionista y planner de pelo rosado pues (parte de) las ideas vienen con el peróxido. Hay historias en todas partes, pero el audiovisual las reúne todas. De eso quiero hablar, de las historias en el cine, las series y hasta la música. @photosynthetica en Twitter.

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT