fbpx
Suicide Squad
Home Cine Suicide Squad o la debacle de DC Comics [Review]

Suicide Squad o la debacle de DC Comics [Review]

by Alejandro Serrano Durán
2 comments
Suicide Squad

«Hola, somos el Suicide Squad y venimos para patear algunos traseros…. oigan, ¿alguien se acordó de llamar a Slipknot?»

Suicide Squad NO es una buena película, pero a mi parecer tampoco es TAN mala como lo ha dicho la crítica. No sabría cómo definirla ni qué calificación darle, pero lo que si sé es que luego de todo el hype que se generó alrededor de ella y al ver el resultado final, si fue una desilusión y un desasosiego muy grande el que me quedó luego de verla. Aquí mi análisis para Geeks Magazine y como ya es costumbre, divido en dos partes, la primera sin spoilers y la segunda, cargada de spoilers y con ellos, el análisis a fondo de la película.

SPOILER FREE ZONE

Dentro del universo de DC, todos los Suicide Squads que han existido siempre han estado conformados por los villanos. Esta fórmula lo que hace es probarnos que por más maldad que exista dentro de alguien, si tiene la motivación suficiente, será capaz de realizar buenas acciones (dinero, perdón por sus crímenes, rebaja en sus condenas, poder ver una vez más a quienes quieren), y este Suicide Squad, sin ser el primero en la historia general de DC Cómics, sí es el primero de su universo cinematográfico.

Amanda Waller (Viola Davis) y el Capitán Rick Flag III (Joe Kinnaman), están conformando un peligroso escuadrón de villanos con poderes especiales a los que llaman meta-humanos. Dentro de sus filas y ya trabajando con ellos se encuentran June Moon/Enchantress (Cara Delevingne) y Katana (Karen Fukuhara), la primera una mujer poseída por un antigua deidad y la segunda, una mujer samurai que posee una poderosa katana -de ahí su nombre- que guarda en ella las almas de todos aquellos a quien asesine. Waller, Flag, Enchantress y Katana logran el apoyo del gobierno norteamericano con la condición de negar todo conocimiento de sus operaciones y de que sus acciones siempre se mantengan en secreto.

Como ellos cuatro no serían capaces de enfrentarse a una amenaza con los poderes de alguien como Superman, Waller aprovecha que gracias a Batman ya están bajo custodia varios criminales peligrosos como Deadshot (Will Smith), Harley Quinn (Margot Robbie), Diablo (Jay Hernández), Killer Croc (Adewale Akinnuoye-Agbaje), Boomerang (Jai Courtney) y Slipknot (Adam Beach), este último con una habilidad muy extraña de poderse colgar de lo que sea (?).

Suicide Squad

Will Smit parece que cantara «y me uní a un Escuadró de lo más elegante y le dije a Killer Croc, ponte desodorante»

Conformado el equipo, este grupo de villanos debe solucionar un grave problema que se está presentando en Midway Citylo que nos hace preguntarnos dónde están Hawkman y Hawkgirl, defensores de esa ciudad– a lo que obviamente todos se rehusan en un principio, pero que al final aceptan a regañadientes, ya que Waller y Flag saben cómo motivarlos.

Este súper equipo de villanos se dispone entonces a entrar a la ciudad para solucionar el problema que la tiene semi destruída, al mismo tiempo que un celoso, furioso y ansioso Joker (Jared Leto), busca recuperar a su novia, Harley Quinn.  Establecido esto, obviamente este grupo de villanos querrá escapar a la primera oportunidad que se les presente y como a duras penas se conocen el uno al otro, será complicado lograr que trabajen en equipo, por lo que alguien tendrá que tomar el liderazgo del grupo, para organizarlos, lograr que hagan lo que -de muy mala manera- se les ha pedido y sobre todo, que no se maten entre ellos.

Como les decía, este no es el primer Suicide Squad en la historia de DC Comics, pero para el primero de su universo cinematográfico, prácticamente escogieron el mismo que vimos en la Home Movie animada Batman: Assault on Arkham, con una historia muy parecida, aunque con una Amanda Waller un poco «diferente».

Si no se han visto la película, creo que es hora de que lo hagan, porque si bien no es la mejor película de DC en los últimos años, creo que puede ser un poco mejor que la fallida Batman Vs Superman y es una película muy necesaria para entender un poco más de lo que está sucediendo y sobre todo, lo que a a suceder en películas futuras como Wonder Woman o Justice League, que se estrenarán en junio y noviembre del 2017 respectivamente.

SPOILER ZONE

Trataré de escribir esto sin odio y siendo lo más neutral posible, aunque en mi cabeza no cabe todavía la idea de que una película que tenía todo para ser una de las mejores del año, haya terminado siendo una completa decepción.  Repito, no es TAN mala, pero si terminó siendo decepcionante porque luego de toda la campaña que le hicieron DC y Warner Movies, además de sus tráilers impecablemente editados como este:

No puedes utilizar Bohemian Rhapsody de Queen en un tráiler, elevar tanto el hype y luego presentarnos una película tan floja en argumento, con algunas (no todas) actuaciones tan simplonas y pretender llegar al billón de dólares para cruzar ese tan temible umbral que en Hollywood indica si una película es buena o no.  Según Office Box Mojo, a hoy lunes 8 de agosto de 2016, Suicide Squad ha recaudado $267.105.000 millones de dólares, habiendo costado $175.000.000 ya recuperaron su inversión, pero eso aún no les permitirá cantar victoria (la nueva Ghostbusters bajó su taquilla más del 50% en su segunda semana y ya es considerada un fracaso).

Sorpresivamente, Suicide Squad no es una película que aburre, ya que realmente es de diálogos cortos y siempre está sucediendo algo.  También se debe a que Harley Quinn se roba completamente el show y quien lo creyera, Boomerang también.  El personaje de la doctora Harleen Quinzel, por si no lo sabían se creó en la serie de los 90’s Batman: The Animated Series y fue gracias a los fans que se volvió regular en las 4 temporadas que duró al aire, de ahí saltó a los cómics, logrando incluso su propia publicación y finalmente, llegando a la pantalla grande interpretada magistralmente por Margot Robbie.  Ella logra esa cuota de humor sencillo y altamente irónico que solo una mujer que es capaz de jurarle amor eterno a alguien como el Joker, podría tener.  Su atuendo es perfecto y aunque lastimosamente este próximo 31 octubre tendremos millones de malas copias de ella en las calles, creo que para mi marca un antes y un después en la historia del personaje.  Ojalá la película logre un recaudo en taquilla suficiente como para asegurarle su propia película.

Boomerang, por parte, logra salirse del absurdo cliché del personaje australiano, tomador de cerveza, con acento marcado y con unas armas que obviamente tenían que ser lo que le da el nombre y que bajo la interpretación de Jai Courtney logra por momentos ser una especie de líder -negativo, pero líder al fin y al cabo- que une al equipo.

Este liderazgo, que le correspondía a Deadshot, ya que le pagaron a Will Smith no debe haber sido poco y sí, es posible que sea el personaje que más tiempo esté en la pantalla y el que tenga una historia de vida más triste, pero no sé, siento que le faltó mucho para lograr imprimirle ese sello característico que le da Smith a sus personajes.  También me parece un poco extraño el cambio en su historia, ya que Floyd Lawton, es un playboy multimillonario con características muy parecidas a las de Bruce Wayne e incluso se mueven en los mismos círculos sociales, solo que Lawton asesina por placer y obviamente, para aumentar su fortuna.

Y finalmente, la actuación de Viola Davis como Amanda Waller es excepcional, porque ella, entre un grupo de villanos y asesinos, termina siendo mucho más mala aún y realmente el personaje más detestable de la película.  Pero hasta ahí llega lo poco bueno de la película.

Si bien Katana, Diablo, Killer Croc y Flag no lo hacen mal, no logran dejar una huella importante en la película y en el caso de Slipknot, me hubiese encantado que lo interpretara Steven Seagal, uno de los actores que más detesto, así que me hubiera encantado verlo salir 5 minutos y que le volaran la cabeza.  Por cierto, esto de los explosivos en el cuello para evitar que huyan o quieran matar a alguien del equipo, me recordó a la película The Tournament del 2009.

La gran desilusión, para mi, fue el personaje de Enchantress.  No porque la actuación de Cara Delevingne haya sido mala -aunque fue pésima- si no porque en los tráilers no quedaba muy claro quién iba a ser el villano de la película.  Tratando de evitar al máximo los spoilers y viendo el mínimo necesario sobre la película antes de verla en cines, llegué a deducir que se trataba de ella, algo que subió más mi hype, ya que dentro de los cómics, al ser una antigua deidad, sus poderes son bastante peligrosos y sí, en caso de que se necesitara, podría ayudar a detener al mismísimo Superman, pero aquí se pierde la espectacularidad del personaje y se le deja solamente para una muy sosa y poco divertida batalla final.

¿Por qué un villano con los poderes de Enchantress tendría que construir una máquina?  Esto no tiene sentido, menos si se es tan antiguo y lo que se quiere es acabar con la humanidad.  Este es el punto más flojo de la película y lo que de verdad lo hace mala.  Ni ella, ni su hermano logran ser los villanos que una película protagonizada por villanos necesitaba.  Lo que sí es muy rescatable es la escena de su primera transformación, de verdad es algo espeluznante verla en ese momento, pero nada más.

Las dos escenas épicas de la película:

No sé realmente cuánto le pagaron a Will Smith para que interpretara a Deadshot, pero la escena en la que se sube a ese carro de la policía destrozado y que con su habilidad de nunca fallar un solo tiro es capaz de poner una bala en la cabeza de toda la horda de quienes los están atacando, es de las mejores escenas de toda la película.  No faltó quien aplaudió en cine, porque son 10-15 segundos donde Smith hace lo que mejor sabe hacer y es ser ese héroe del que todos dependen y que es capaz de ponerse en la primera línea de defensa para proteger a sus compañeros.  La línea que dice al dejar a todos boquiabiertos también es muy buena «ese soy yo, corriendo».

Suicide Squad

«Toma esto PEW PEW PEW y esto PEW PEW tú no huyas PEW«

La otra escena que paga la boleta a cine (en mi caso IMAX 3D), fue cuando por fin el personaje de Diablo decide dejar de lloriquear y utiliza todo su poder para atacar al hermano de Enchantress (que por cierto, nunca dijeron su nombre).  No sé si lo notaron, pero cuando este dios/demonio ve aparecer al «diablo«, con su poder al máximo y con una figura con una muy marcada apariencia maya o azteca, su cara es de asombro y susto.  Es posible que se conocieran y que solo en ese momento temiera por su vida, lástima que su transformación no fuera suficiente para acabar con él.

Lastimosamente, esas dos escenas son de las pocas rescatables de la película y son más los interrogantes que nos dejaron que las respuestas:

Por qué insisten en crear un chiste con el unicornio que tiene escondido Boomerang en su chaqueta si al final no nos cuentan el por qué insiste en cargar con él.  ¿Quisieron hacer un chiste tipo Deadpool con él? El menos sabemos con qué fines onánicos lo usa Wade en sus ratos libres.  Y este tipo de chistes lo hemos visto en películas como Con Air, una de las películas buenas de Nicolas Cage (el actor más enigmático de Hollywood), quien protege toda la película un conejo de peluche, pero al final vemos que es un regalo para la hija que apenas va a conocer.

Otra escena sin sentido con Boomerang es en el bar cuando Rick Flag destruye el control remoto con el que activa los explosivos en el cuello de sus compañeros de equipo.  Sí, es muy gracioso cuando el australiano simplemente dice «good bye» sin el menor asomo de vergüenza por abandonarlos, pero unos dos minutos después aparece para la escena de «caminata épica del grupo en cámara lenta» que haría palidecer de envidia a Bruce Willis y su combo en Armageddon.  Lo hubieran vuelto a incorporar a la historia más adelante, en un momento en el que salvara a todos sus compañeros en la pelea contra Enchantress -o algo así-.

En teoría, en una línea de tiempo, los eventos de Suicide Squad suceden luego de lo que pasó en Batman Vs Superman.  Sí, vemos a Batman en la película capturando a Deadshot y a Harley Quinn y al final, en la escena post-créditos a Bruce Wayne hablando con Amanda Waller, quien le entrega un expediente sobre los meta-humanos, guiándonos hacia lo que veremos en Justice League.  Pero si esto apenas está ocurriendo y Wayne/Batman luego conformará su grupo de súper héroes, por que desde ya Flash (Ezra Miller), ya tiene el súper traje tipo Iron Man que Wayne le entregará en la película.  Puede que haya salido tan solo unos segundos y que este sea un cameo que crea grandes expectativas para lo que viene el próximo año, pero creo que usaron ese traje solo porque podían hacerlo y no pensaron bien que no debería tenerlo aún.

¿Y el Joker de Jared Leto?

Primero que todo, sería imposible juzgarlo y compararlo con el Joker de Heath Ledger, no sería justo para él e incluso con lo magnífica de su interpretación, sería injusto incluso para Jack Nicholson, con sus tres premios Oscar y miles de premios más.  Juzgando el Joker de Leto independientemente, yo diría que está bien, es una nueva versión muy ajustada a los cómics, con una nueva faceta megalomaníaca y un clarísimo desorden mental que raya incluso en lo obsesivo compulsivo –recuerden la escena de los cuchillos en el tapete– pero es raro ver a un Joker que muestre algún tipo de simpatía y de apego por alguien.  En todas las anteriores versiones del Joker (serie animada, videojuegos, home movies, etc.), si por alguna razón Harley no está junto a él, le importaría en lo más mínimo y de hecho, creo que incluso se alegraría de que no lo molestara.

Suicide Squad

«Mi mamá estaría orgullosa de ver lo ordenado que soy»

Fans de DC han salido también a defender la actuación de Leto, diciendo que su tiempo en pantalla fue muy poco para que lograra ser memorable, pero creo que este argumento es un poco flojo ya que por ejemplo Tom Holland como Spider-Man, solo tuvo unas pocas escenas y logró ser de lo mejor que vimos en Civil War.  Y un actor como Holland no puede compararse (al menos no por ahora), a un actor como Leto.  Creo que al actor ganador del Oscar le sobró toda su preparación y su técnica de «actor del método», no porque su Joker haya sido malo, sino porque le faltó un buen guión para interpretarlo (se pudo haber ahorrado los condones usados, las ratas, los animales muertos y todas las bromas que les hizo a sus compañeros de set).

Finalmente, rescato enormemente que durante la introducción de la historia entre el Joker y Harley Quinn, hayan querido homenajear la maravillosa portada realizada por Alex Ross, uno de los artistas del cómic con mayor trayectoria y quien más ha contribuido al universo de DC Comics.

Suicide Squad

«Did you ever Dance With The Devil In The Pale Moon Light?»

Otro pequeño punto a favor para la película es la banda sonora, que al igual que con Guardians of the Galaxy, tiene una elección de canciones excelente, aunque por lo que veo en el listado, faltan bastantes canciones (entre ella la versión original de Bohemian Rhapsody de Queen), así que espero que vayan a hacer lo mismo que con la OST de Deadpool, que luego que luego que ya la teníamos comprada (en mi caso digital y en vinilo), salieron con una Deadpool OST Reloaded Edition, con todas las canciones que faltaban.  Pero no nos digamos mentiras, así va a ser.

Mi calificación para Suicide Squad es un rotundo 6, no más, no menos, porque tuvieron toda la oportunidad de lograr una muy buena película y la desperdiciaron por completo.  Y ustedes ¿qué calificación le dan? ¿les gustó o no? ¿la verían de nuevo en cine? ¿comprarán el Bluray?

¡Gracias por leer!

@alejoserrano

 

P.S: Si bien su participación en la película fue poca y poco determinante (tal vez un poco al final), la frase de Killer Croc «I’m Beautiful!», fue, muy posiblemente, uno de los mejores momentos de Suicide Squad.

 

 

 

 

 

 

También podría interesarte

2 comments

Carlos Forero 08/08/2016 - 4:30 pm

Justo la banda sonora fue una de las cosas que me molestó mucho. Tienen una colección de canciones impresionantes, pero las sueltan ahí a la loca, sin motivo, no acompañan la película. En Guardians of the Galaxy la música tiene importancia, resalta la acción, crea contraste, genera emociones, pero acá no.
Tampoco me gustó Harley Quinn, se nota el afán de meterla a las malas en la película y se nota falsa, recargada. Se siente demasiado el peso de hacerla protagonista y personaje central. Como que quisieron hacer de ella alguien como Loki.
Rescato a Deadshoot y Diablo. Enchantress es terrible, Killer Croc es cliché y la voz doblada hace que se sienta falso y bobo.
¿Dónde estaban Batman y Flash en medio de una crisis donde miles murieron y una ciudad quedó destruida? Ellos tenían que estar ahí, era algo grave, se necesitaban y no aparecieron.
En fin. Un guión terrible, edición floja, mala dirección, pésimo manejo de la banda sonora y esa manía de hacer una película que ocurre de noche tampoco ayuda. Un fracaso esta película.

Reply
Zelticfrost 08/08/2016 - 5:14 pm

Mi calificación es un 5/10, es una película que tiene un guión soso y en la que procuraron embutir la mayor cantidad de información posible sin darle contexto, villanos mediocres (no los personajes si no el guión) y apariciones forzadas como flash e incluso batman que le restan a la película aunque sean el vínculo a jla.

Mala Sosa, pero no es un bodrio sólo que la gente tenía espectaivas muy altas

Por favor cambiar el type del campo de email a email.

Reply

Leave a Comment

Este sitio web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia de navegación, pero si lo deseas, puedes optar por no usarlos. Aceptar Leer más