Home / Star Wars  / Star Wars y nuestro proceso de paz

Star Wars y nuestro proceso de paz

¿En qué se parecen los protagonistas de nuestro conflicto de 60 años y los personajes de Star Wars? ¿Es todo pura fantasía o hay paralelos entre la guerra en una galaxia muy muy lejana y la nuestra?

Nuestras noticias parecen sacadas de Actualidad Panamericana y nuestros políticos haría sonrojar hasta al más corrupto de House of Cards. Por eso hoy buscaremos paralelos entre la fantasía y nuestra realidad. En el caso de Star Wars y nuestro conflicto, uno nos ayuda a entender al otro y viceversa.

Los personajes

Leia y Uribe:

Comandante Leia de la Resistencia

Comandante Leia de la Resistencia

El paralelo más evidente es el de la Senadora Leia Organa con nuestro Senador Álvaro Uribe Vélez. Según Star Wars: Before the Awakening (2015), Leia nunca dejó de advertir del peligro que representaba la Primera Orden. Llegó al punto en que la llamaban ave de mal agüero, guerrerista y enemiga de la paz (warmonger). En este sentido, recuerda la oposición entusiasta de Uribe a todo lo que no sea aniquilar militarmente a la guerrilla. Esto le ha ganado burlas de muchos, entre ellos el genial Matador:

Según la precuela de Episodio 7, tras la muerte del emperador Palpatine y Darth Vader, el Imperio Galáctico colapsó. Alrededor de la Alianza Rebelde se organizaron la mayoría de las provincias de la galaxia, se firmó el Acuerdo Galáctico (Galactic Concordance) y se desmantelaron las flotas y ejércitos. El objetivo era evitar que un conflicto a gran escala se volviera a presentar. Sin embargo, a falta de Jedis que vigilaran y mantuvieran la paz, los senadores del nuevo gobierno no contaron con la astucia de la Primera Orden, que concentró a los imperialistas en un rincón de la galaxia. Sobornaron a políticos de todos los niveles para que cuando llegaran informes de que se estaban rearmando para atacar, éstos fueran desestimados como pura mala leche o ganas de conseguir votos promoviendo el miedo.

Sin herramientas para actuar dentro de la legalidad, la Senadora Organa se convierte en la comandante de la Resistencia. Este grupo clandestino cuenta con apoyo financiero, logístico y militar del gobierno (aunque por debajo de cuerda) que vendría siendo… bueno, sí, un grupo paramilitar. Allí recluta a los cansados de que la Primera Orden pasee sus gigantescos destructores (que supuestamente no tiene) en espacio aéreo de la Nueva República sin que legalmente pueda impedirlo.

Jar Jar Binks y Claudia Gurisatti:

Jar Jar Binks

Jar Jar Binks

Volviendo a las precuelas de la saga, recordamos a Jar Jar Binks, quien siempre fue ese personaje deseoso de ayudar pero no muy inteligente. En cierto punto, cuando Padmé Amidala debe abandonar Coruscant, Jar Jar queda encargado de la representación de Naboo en el Senado. Cuando el Canciller Palpatine sugiere que algún delegado proponga que le den al Canciller poderes supremos para mandar a los clones a fumigar rebeldes, Jar Jar es el idiota útil que cumple ese papel instrumental. Viendo nuestra realidad, varios periodistas han hecho las veces de Jar Jar Binks, particularmente la directora de noticias de RCN Claudia Gurisati. Recientemente, ante la campaña sistemática de propaganda del canal en contra de los Diálogos de Paz de la Habana, sufrió al aire un tremendo regaño por parte de la Senadora Claudia López:

Poe Dameron y Claudia López:

Poe Dameron

Poe Dameron

Hablando de la Senadora Claudia López, ella nos recuerda un poco a Poe Dameron. El piloto estrella de la Resistencia vivía quejándose de que la Nueva República se la dejaba montar de la Primera Orden; ella solía denunciar a los corruptos trabajando como analista política. Él se lanzó a la ofensiva uniéndose a la Resistencia; ella se lanzó a la política por la Alianza Verde. Poe se asombró al ver por dentro la maquinaria y tamaño de un destructor de la Primera Orden; Claudia se asombró del poder y tamaño de las maquinarias políticas al servicio de corruptos o negligentes Senadores.

Luke Skywalker y Antanas Mockus

Master Jedi Luke Skywalker

Master Jedi Luke Skywalker

Otro paralelo interesante es el del último de los Jedi y el ex candidato presidencial de la Alianza Verde. Luke fue un aprendiz tardío, casi adulto, mientras que los Jedi duros eran entrenados desde muy niños. Aunque por momentos coqueteó con el Lado Oscuro de la Fuerza, no se dejó seducir como le pasó a su padre y a su sobrino emo. Cuando intentó entrenar a una nueva generación de Jedis las cosas salieron mal y Luke decidió apartarse del conflicto. Ahora es un anciano al que las nuevas generaciones recuerdan como una leyenda y ven con esperanza. Sin embargo, posiblemente Rey lo vea más como guía y maestro que como un guerrero que vaya de hecho a hacer algo en la guerra que se viene.

Similarmente, Mockus ha sido siempre un académico, que a diferencia de los delfines Galán Pachón, Vargas Lleras, Lara, Santos y un largo etcétera, no empezó en la política desde chiquito sino cuando ya estaba muy avanzada su vida adulta. Sus posturas se pueden clasificar en el espectro político como de Derecha, pero comparado con movimientos como el Uribismo, se lo percibe más como de Centro-Derecha. No se ha dejado seducir por el poder y se caracteriza por una relativa ingenuidad que le ha ganado gran popularidad entre el público pero poca influencia en los círculos del poder. Después de perder las elecciones de 2010, adoptó un bajo perfil hasta ahora, cuando se lo ve como el modelo a seguir por parte de las nuevas estrellas de la oposición como la Senadora Claudia López.

El modelo desarrollista en Star Wars

En nuestros países latinoamericanos se han difundido principalmente tres visiones de cómo deberían organizarse los países para resolver sus problemas: el Desarrollismo, el Neodesarrollismo y el Post-Desarrollo.

El Desarrollismo nos debe sonar muy familiar porque es el que se impuso durante los últimos 60 años, en el cual el crecimiento de la economía es el camino para la prosperidad de los habitantes de un país. Para lograrlo se aplican préstamos del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y otros organismos, se importa tecnología producida en los países ricos y se capacita a los campesinos y obreros para que apliquen las técnicas de producción industrial diseñadas en los países industrializados. Este enfoque ha producido resultados variados, pero la reacción de los técnicos cuando el modelo falla es que no es culpa del modelo de desarrollo sino que se ha aplicado insuficientemente y la solución es pedir más préstamos, importar tecnología más moderna y alejar a los pobladores ignorantes de sus formas de vida atrasadas para integrarse a la forma moderna de hacer las cosas.

Este enfoque es bastante similar al adoptado por el emperador Palpatine. Como en el Desarrollismo, buscó unificar todas las diferentes formas de vida y culturas de la galaxia Muy Muy Lejana, que le parecían un despelote indeseable, para el cual la cura era abolir el Senado e imponer el orden tomando él las decisiones. También se apoyó en la tecnología para imponerse sobre todos, construyendo destructores y estaciones de control cada vez más grandes. De hecho, Han Solo se burla de la estación StarKiller porque para destruirla deben hacer lo mismo que han hecho varias veces ya con las Estrellas de la Muerte: encontrar su punto débil y hacerla estallar. Como en el Desarrollismo, cuando el modelo de usar un arma de destrucción masiva falla, su solución no es cambiar de enfoque sino… ¡construirla más grande!

Otros modelos:

Neodesarrollismo

Volviendo a nuestra realidad, los problemas del Desarrollismo han generado reacciones como la del denominado Neodesarrollismo, el cual incorpora conceptos como el de ‘buen vivir’ de los pueblos originarios de América, pero tiene dificultades para llevarlos a la práctica porque siguen atrapados en lógicas modernista del desarrollo.

Uno de los casos más representativos es Ecuador, que ha renunciado al término Desarrollo y propone un Plan Nacional para el Buen Vivir en el que declara que “La Constitución supera la visión reduccionista del desarrollo como crecimiento económico y coloca en el centro del desarrollo al ser humano y como objetivo final, alcanzar el sumak kawsay o Buen Vivir. Frente a la falsa dicotomía entre Estado y mercado, impulsada por el pensamiento neoliberal, la Constitución formula una relación entre Estado, mercado, sociedad y naturaleza. El mercado deja de ser el motor que impulsa el desarrollo y comparte una serie de interacciones con el Estado, la sociedad y la naturaleza”.

Post-Desarrollo

Otra concepción es la del Post-Desarrollo, que no es una etapa posterior al desarrollo sino que, aunque las condiciones materiales que son identificadas con desarrollo/subdesarrollo siguen vigentes, redefine el criterio según el cual el llamado Tercer Mundo se denomina como “subdesarrollado” y por lo tanto, necesitado de desarrollo (Arturo Escobar, 2005). La lógica del desarrollo se volvió dominante como producto de la consolidación de la modernidad y el capitalismo eurocéntrico, a través de un vasto aparato institucional y la profesionalización de problemas del desarrollo. Esto excluyó a prácticas y saberes locales incompatibles con los conceptos capitalistas sobre la tierra, la agricultura, la crianza de animales o la organización social. El postdesarrollo surge entonces como una crítica al desarrollo modernista que promueve diferentes discursos y representaciones, que lleva a cambiar las prácticas de saber y hacer, haciendo visibles las formas de conocimiento y organización producidas por los supuestos “objetos” del desarrollo.

Desarrollo a Escala Humana

Por esta misma línea de crítica al desarrollismo modernizador está la del Desarrollo a Escala Humana (Max-Neef, Elizalde, y Hopenhayn, 1994). Esta novedosa concepción “se concentra y sustenta en la satisfacción de las necesidades humanas fundamentales, en la generación de niveles crecientes de autodependencia y en la articulación orgánica de los seres humanos con la naturaleza y la tecnología, de los procesos globales con los comportamientos locales, de lo personal con lo social, de la planificación con la autonomía y de la sociedad civil con el Estado”.

¿Dónde encontramos estos modelos en Star Wars?

Aunque pudiera pensarse que la guerra es producto de que un día Palpatine amaneció de malas pulgas o que Kylo Ren está pasando por su etapa Emo-Adolescente, la verdad es que se trata de el conflicto entre dos visiones del desarrollo, tal y como pasa en nuestro mundo. Como ya vimos, el emperador Palpatine era más partidario de una forma de Desarrollismo, mientras que la Nueva República le apostaba a algo más parecido al Neodesarrollismo. Lo evidenciamos en su intento por descentralizar el poder (no se concentraron en Coruscant sino que la capital se rotaba entre varios mundos), y promover la cooperación en lugar de imponerse militarmente.

Star Wars

Maz Kanata

Este enfoque demuestra no ser suficiente, ya que la Primera Orden destruyó el gobierno en un solo ataque al Sistema Hosniano. Por eso, Rey busca la sabiduría ancestral y se vuelven hacia personajes sensibles a la Fuerza. Encuentra a Luke Skywalker y Maz Kanata, que siguen un modo de vida espiritual y sinérgico con la naturaleza. Éste es el más cercano al Post-Desarrollo de Arturo Escobar o al Desarrollo a Escala Humana de Manfred Max-Neef que ya mencionamos.

¿Están de acuerdo con estos paralelos? ¿Qué otros personajes de Star Wars creen que se parecen a los protagonistas de nuestro conflicto?

¡Gracias por leer!

@ApoloDuvalis

Arquitecto de software y Magister en Comunicación. Apasionado por la ciencia-ficción desde chiquito y fanático de Star Trek, DC Comics y Game of Thrones en particular. Le gusta hacer paralelos entre la ciencia ficción (obviamente) y aspectos de la vida real como la gestión del conocimiento, la astronomía y la política de nuestro proceso de paz.

Review overview
2 COMMENTS
  • Bartolomé Giraldo 18/07/2016

    Con el perdón pero poner a Claudia López como una mártir es el colmo, debería averiguar más de sus nexos con el partido comunista, cuáles son sus amigos íntimos como Iván Cepeda, y sus intereses económicos en algunas instituciones que tienen contrato con el gobierno para la publicidad para la paz. Algunos aún que si son realmente idiotas útiles, son más los intereses particulares que los públicos de muchos de los supuestos periodistas ahora políticos. La verdad Colombia estuvo bien con Uribe ahora está una mierda con santos

POST A COMMENT